Entierran 107 mil credenciales de elector en Chihuahua

Autoridades estatales explicaron que las identificaciones habían perdido su vigencia y otros nunca fueron recogidos por quienes las tramitaron.

Chihuahua

Más de 100 mil credenciales de elector fueron puestas bajo cemento en una escuela primaria de la ciudad de Chihuahua. Parte de los miles de documentos habían perdido su vigencia y otros nunca fueron recogidos por quienes las tramitaron.

La Vocalía del Registro Federal de Electores (RFE) señaló que las credenciales fueron trituradas en los últimos 3 trimestres, para luego cumplir con una obra social conforme a los lineamientos contenidos en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

De esta manera, fueron puestas bajo cemento 107 mil 901 credenciales para votar, las cuales, fueron inutilizadas y trituradas para cumplir la legislación electoral en materia de actualización del Padrón Electoral y el Listado Nominal de Chihuahua.

Arturo Meraz, vocal de la Junta Local Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE), explicó que los documentos que perdieron su vigencia, fueron intercambiados por los interesados por nuevas credenciales en los Módulos de Atención Ciudadana.

“Se confinaron también formatos de credencial que permanecieron sin reclamarse durante dos años por quienes iniciaron el trámite de credencialización, lo que obligó a su trituración junto al material reunido desde el tercer trimestre del 2013”, apuntó.

Sostuvo que el material, considerado de residuo, permaneció bajo resguardo hasta que fue aprobada la obra social, que en este caso, se decidió para los alumnos de la escuela primaria “Frida Kahlo”, la cual se ubica al poniente en esta capital.

“La propuesta se sometió a un análisis que concluyó con la aprobación unánime de los partidos políticos que conforman la Comisión Local de Vigilancia, cuyos representantes atestiguaron la realización de los trabajos de confinamiento”, indicó.

El funcionario manifestó que estas obras se dan conforme a los lineamientos adoptados para que el residuo de la trituración se canalice a una obra social como la construcción de canchas deportivas, muros o techos en escuelas, entre otras, que permitan la inversión a favor de la comunidad.

Al apuntar que estas obras se han realizado en Ciudad Juárez y en Aldama, Chihuahua, dijo que se ha permitido tener una disposición adecuada del plástico triturado para evitar que sea factor de contaminación del entorno natural.

“La trituración y el encementado forman parte de las actividades que a diario se realizan para la actualización del padrón electoral y el listado nominal, a fin de que sigan siendo instrumentos confiables para la realización de las elecciones en esta entidad”, concluyó.