Entidades confían en seguir en lista de Pueblos Mágicos

La Secretaría de Turismo entregará la evaluación del programa en tres semanas, anuncian.

México

El Programa Pueblos Mágicos, desarrollado por la Secretaría de Turismo durante la administración de Vicente Fox, agrupa a 83 poblaciones del país que siempre han estado en el imaginario colectivo y que representan alternativas frescas y diferentes para los visitantes nacionales y extranjeros.

Más que un rescate, el programa es un reconocimiento a quienes habitan esos lugares de México que han sabido guardar la riqueza cultural e histórica que encierran.

Michoacán es la entidad con el mayor número de localidades con esa denominación: Angangueo, Cuitzeo, Jiquilpan, Pátzcuaro, Santa Clara del Cobre, Tacámbaro, Tlalpujahua y Tzintzuntzan.

Le sigue el Estado de México, con cinco: El Oro, Malinalco, Metepec, Tepotzotlán y Valle de Bravo.

Morelos tiene dos municipios con esa categoría: Tlayacapan y Tepoztlán; sin embargo, la Secretaría de Turismo estatal alista la propuesta para que Yecapixtla, Atlatlahucan y Zacualpan de Amilpas sean incluidos.

Comala, en Colima, obtuvo la denominación en 2002 y en 2102 fue reconocido con el galardón Pueblos Mágicos de México, al ser considerado como el mejor del país.

El centro de ese municipio es famoso por sus “botaneros”, espacios donde la gente se reúne bajo los portales para comer y beber, entre otras cosas, el tradicional ponche a base de mezcal de maguey, tuxca y frutas de la región.

Nayarit solo tiene a Jala con la clasificación, pero la localidad es muy importante por su riqueza natural, cultural e histórica.

La Isla de Mexcaltitán, considerada como la Venecia mexicana, en el municipio de Santiago Ixcuintla, también en Nayarit, era otro pueblo de la lista; sin embargo, perdió su categoría porque no aplicó correctamente los recursos que se le asignaron.

Oaxaca es otra entidad que cuenta con un solo Pueblo Mágico.

Capulálpam de Méndez se localiza en la Sierra Norte, donde se promueve el turismo ecológico y autosustentable. Al lugar van entre 15 y 20 mil visitantes al año. Por eso, en el sitio se han invertido alrededor de 32 millones de pesos en los últimos cuatro años.

El subsecretario de Desarrollo Turístico de Oaxaca, Javier Portillo, explicó que solo cuentan con un Pueblo Mágico porque se requiere de una inversión permanente para fortalecer su infraestructura.

En ese sentido, comentó que hay una propuesta de la secretaria de Turismo federal, Claudia Ruiz Massieu, para contar con un fondo para apoyar el financiamiento de este tipo de sitios en el país.

“Sabemos que en estos momentos la Federación evalúa el Programa Nacional de Pueblos Mágicos y, precisamente, están revisando cuáles son los criterios y los lugares que cumplen con la norma”, agregó.

Portillo recordó que la tercera semana de septiembre, en un encuentro en Guadalajara, Jalisco,  se entregarán los resultados de esa evaluación de cada uno de los sitios catalogados.

“Oaxaca ya presentó 15 propuestas para tener más municipios con esa distinción”, dijo.

En Querétaro hay cuatro localidades con el nombramiento: Cadereyta, Bernal, Jalpan de Serra y Tequisquiapan.

En el último poblado, la Secretaría de Turismo refrendó el estatus.

Incluso señaló que en septiembre, con los nuevos lineamientos, podrán sumarse Colón y San Joaquín, que ya entregaron los expedientes correspondientes.

Quintana Roo tiene una población en la lista: Bacalar, que se localiza al sur de la entidad.

Laura Fernández, secretaria de Turismo estatal, informó que también solicitó a la titular del ramo federal incluir los poblados de Tulum, Felipe Carrillo Puerto y las islas de Cozumel, Holbox e Isla Mujeres, que reúnen las condiciones para ser sumados.

Durante la presentación del programa para mantener y acrecentar el liderazgo turístico en el país, Fernández expuso que en Quintana Roo —entidad considerada como la de mayor afluencia turística del país, porque  recibe a más de 14 millones de visitantes al año— se aplicarán las nuevas reglas de operación a partir del 27 de septiembre.

“Los objetivos del programa Pueblos Mágicos tienen alcances amplios, que resaltan el valor turístico de las localidades del país para integrar una nueva oferta innovadora que atiende la demanda naciente de cultura, tradiciones, aventura y deporte”, comentó.

En Aguascalientes hay dos localidades que tienen la declaratoria.

Real de Asientos, que tiene una vocación minera, fue nominada en 2006; sin embargo, es uno de los municipios más pobres de la entidad.

En tanto, la localidad agrícola de Calvillo, catalogado en 2012, es una de las más grandes de la entidad; es famosa por sus cultivos de guayaba que se exportan a Estados Unidos y Canadá, pero su actividad turística es limitada.

En general, las autoridades estatales confían en mantener la denominación de Pueblos Mágicos de sus localidades y buscan sumar otras.(Con información de: los corresponsales)