Encuentran templo de Fuego Nuevo en Puebla

La arqueóloga Nohemí Castillo Tejero dijo que solo hay tres Fuego Nuevo, en Calixtlahuaca en el estado de México y el de Zempoala en  Veracruz.
Arqueólogos del INAH trabajan en su rescate
Arqueólogos del INAH trabajan en su rescate (Apolonia Amayo )

Puebla

Los edificios del Fuego Nuevo, es uno de los hallazgos más recientes e importantes que se dieron en la zona arqueológica de la Mesa, localizada en la junta auxiliar de San Diego Chalma y constituyen una de las festividades importantes que se hacían en toda Mesoamérica, donde cada 52 años se hacían ceremonias porque se cumplía un ciclo e iniciaba uno nuevo, explicó la arqueóloga Nohemí Castillo Tejero.

Al presentar la conferencia "Materiales Empleados y Características constructivas en la zona Popoloca", que impartió a estudiantes universitarios, detalló que este tipo de construcciones que corresponden al Fuego nuevo, hasta ahora se han descubierto tres en el país que se encuentran en Calixtlahuaca en el estado de México y el de Zempoala en Veracruz.

En este edificio donde han estado trabajando, señaló que es uno de los descubrimientos más significativos que se han hecho en los últimos meses, la construcción tenía en una de sus paredes incrustadas cráneos humanos que estaban de adorno y desafortunadamente fueron robadas.

Esa parte de la zona arqueológica citó que siguen trabajando en su restauración que se da con la participación de arqueólogos asignados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como por personal que cada año es contratado para hacer el trabajo de rescate de esta que es una de la zonas popolocas más importantes en el estado.

El trabajo de rescate se da no es solo para que vengan turistas a Tehuacán, sino para que los mexicanos conozcamos nuestra cultura e historia que está dispersa en 126 hectáreas, dijo la investigadora que desde 1993 encabeza el salvamento de esta área arqueológica que podría ser abierta al público una vez que esté en condiciones y sobre todo, que cuente con la suficiente vigilancia de custodios, el museo de sitio para que los visitantes entiendan que es lo que van ver al recorrer el área donde actualmente se pueden observar pirámides y la zona del templo mayor.

Citó lo anterior porque al llegar a este tipo de lugares no solo es ver los edificios y pirámides, sino conocer que es lo que cada uno significa para que así salgan con un conocimiento de quienes habitaron ese lugar que es una de las tantas zonas que hay en el área popoloca que en esta parte del estado inicia en la época de 1000-1100 y acaba en 1456 que es cuando conquistan los aztecas o mexicas a Tehuacán después de tres intentos y que motivo que los habitantes bajaran a Calcahualco, hoy Tehuacán Viejo.

De 1456 a 1519 cuando llegan los españoles y los antiguos habitantes de Tehuacán estuvieron poco tiempo en Calcahualco que es donde tiene sus orígenes esta ciudad donde aún hay paredones de los edificios que había y que correspondían a "Los Señores de Tehuacán", de la demás riqueza arquitectónica no existe porque fue saqueada, afirmó Castillo Tejero.