Proponen en Oaxaca cárcel por inflar cifras en desastres

El gobierno de Gabino Cué prepara la iniciativa de ley para que también se multe a las autoridades municipales que inflen cifras durante la emergencia.

Oaxaca

El Gobierno de Oaxaca anunció una iniciativa de ley para sancionar con penas severas de cárcel y multas económicas a las autoridades municipales que exageren, inflen cifras por desastres naturales, damnificados o condiciones con intereses personales para obtener la ayuda humanitaria.

El director general del Instituto Estatal de Protección Civil de Oaxaca (IEPC) Felipe Reyna, acusó al presidente municipal de San Francisco Ixhuatán, José Luis García Henestroza, de exagerar los daños generados por las lluvias, para lucrar políticamente con la ayuda humanitaria.

Dijo que el alcalde alertó indebidamente para avisar que había desbordado el rio Ostuta, lo que causo que se activara el protocolo de evacuación por parte del ejército y las brigadas estatales de protección civil, identificándose cuando se llegue al lugar que era falsa alarma.

Mencionó que el munícipe había incluso gestionado despensas ante instancias como el DIF Estatal que no otorgo y que guardo en una bodega especulando con las mismas.

Reyna, afirmó que este tipo de actitudes ya no de pueden ni deben permitir por parte de ningún presidente municipal, por que se ponen en juego la actuación los cuerpos de emergencia y de las instituciones, su credibilidad y su actuación eficaz para atender una situación de emergencia real.

El Presidente municipal  José Luis García Henestroza, había dado a conocer que por paso de la tormenta tropical Boris en la zona del Istmo de Tehuantepec, en su demarcación había tres mil 500 personas, que el gobierno estatal se negó atender.

 Reveló que eran 300 las viviendas de las agencias municipales de Rio Viejo, cerro Chico y Cerro Grande, las que reportaron daños porque el río Ostuta se desbordó .

El edil cuestionó el apoyo del gobierno que sólo les ha entregado 80 colchonetas.

 Denunció además que hay otras dos mil personas con problemas, porque el agua se metió a sus viviendas y aunque no ameritaron ser desalojadas, se habilitó un albergue en la escuela del sitio para atenderlas.

Sin embargo y luego de realizar un recorrido de supervisión por la zona, el Instituto de Protección Civil, reporto que solo 100 personas sufrieron de afectaciones leves en sus viviendas que no ameritaron de evacuación.

El director del organismo Felipe Reyna, dijo que solo se emitió una exhorto al edil, para que evite en situaciones similares volver a exagerar sus llamados de alerta.