Empresarios de la construcción reclaman por obras no pagadas

Adeudan desde el año 2014 dependencias federales y locales a los integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción de Guerrero. 

Acapulco

Debido a un adeudo por más de 200 millones de pesos en obras que se realizaron por la contingencia hace dos años, medio centenar de empresarios de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción de Guerrero (CMIC) realizaron una protesta en las oficinas regionales del Instituto Nacional para la Infraestructura Física Educativa (INIFED).

Acusan que desde el 2014, distintas empresas de la construcción locales que vienen arrastrando un adeudo de 700 millones de pesos por obras a distintas dependencias y al Fondo Nacional de Desastres (FONDEN) por los daños ocasionados por los fenómenos naturales de Ingrid y Manuel.

Lo anterior en conferencia de prensa, donde Reyes Carbajal, dijo que a los empresarios de la construcción el INIFED les debe aproximadamente 200 millones de pesos a más de cien empresas de la entidad.

El representante de los empresarios, señaló que del adeudo tiene conocimiento el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS), y que se tienen los recursos para cubrir el pago de las obras.

No obstante el proceso administrativo que realiza el instituto para gestionar el pago de los adeudos es muy lento.

Afirmó, que el 90 por ciento de las construcciones de escuelas que resultaron dañadas por los fenómenos naturales se han concluido con recursos propios de las compañías constructoras quienes incluso recurrieron a la solicitud de los créditos bancarios para poder cumplir con las obras.

Así, el presidente del organismo camaral, Sergio Isaac Pérez, explicó que dependencias tales como la Sedatu, Conagua, SCT, INIFED, Secretaria de Salud y hasta el Ayuntamiento de Acapulco, tienen adeudos.

Por lo anterior demandaron la renuncia de Juan José Limón Villalas, quien funge como encargado de la coordinación del Plan Nuevo Guerrero, y quien de manera reiterada se ha negado a solucionar sus demandas.