"Ofrecí una cantidad, pero querían el doble": papá del español secuestrado

José Luis Crespo de las Casas, empresario español dedicado al ramo de fertilizantes, recuerda que durante el cautiverio de su hijo, habló con él tres veces. Ayer, le fueron entregados sus restos.
Entrevista con el empresario español José Luis Crespo de las Casas

Nayarit

José Luis Crespo de las Casas dice que ya no quiere acordarse de los errores de sus hijos. El empresario español perdió a su hijo José Luis Crespo Llabres, quien fue secuestrado el 8 de febrero de 2012 en el municipio de Xalisco, Nayarit, y cuyos restos le fueron entregados ayer.

Sentado atrás de un escritorio y con la voz entrecortada, el hombre recuerda que uno de los momentos más difíciles que vivió fue cuando los secuestradores le llamaron por teléfono para pedirle el dinero del rescate.

"Era lunes, pero era día feriado", dice. "Al principio querían ocho millones, una cosa así, luego se fue bajando. El lunes era día feriado y yo no sabía qué dinero tenía".

El empresario español dedicado al ramo de fertilizantes y con más de 30 años de radicar en México, no le avisó a ningún familiar ni amigo, ya que los secuestradores lo amenazaron y presionaron para que les entregara el dinero.

"Luego les ofrecí una cierta cantidad, que no puedo decir, pero se metió otra persona y ordenó que querían el doble".

José Luis Crespo de las Casas habló en tres ocasiones con su hijo, una de ellas, le dijeron, fue una grabación.

Con dolor, recuerda que en una ocasión él le colgó el teléfono a los secuestradores y después de eso "le dieron una paliza a mi hijo".

"Cuando más me acuerdo de mis hijos, menos que me quiero acordar de ellos. Ya no quiero acordarme de las cosas malas de él, malas entre comillas, porque un hijo, con un error y que te dé un beso en el cachete se te acaban los errores".

La Fiscalía de Nayarit entregó ayer los restos del empresario español José Luis Crespo Llabres, luego de practicar las pruebas de ADN correspondientes y la identificación de las llaves del vehículo de la víctima.

El 6 de agosto de 2013 fue detenida la banda que confesó haber plagiado a José Luis Crespo Llabres, a quien le cortaron la oreja para presionar a su familia a pagar un rescate de 500 mil pesos.

De acuerdo con la Fiscalía de Nayarit, el día del secuestro, cuatro sujetos llegaron a bordo de una Cherokee y obligaron a Crespo Llabres a subir a la unidad.

El joven estaba lavando su auto afuera de su casa en la colonia Ciudad del Valle, en Tepic.

Lo tuvieron privado de su libertad en un domicilio cercano. Días después lo llevan a la región agrícola de Compostela, donde le cortaron la oreja derecha, según declaraciones de los secuestradores.

El fiscal general de Nayarit, Edgar Veytia informó en exclusiva para MILENIO, que primero le dispararon al joven de 34 años y después le cortaron la oreja.

Uno de los operadores de la banda de secuestradores, José Manuel Enríquez, está preso en una cárcel federal de California, por reincidir en su intento al cruzar como ilegal la frontera de Estados Unidos.

Otra de las implicadas en el caso es María de Jesús González Loera, quien resultó ser conocida de la familia.


Entrevista con el fiscal de Nayarit, Edgar Veytia:

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/TTEGz1vjwNk" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>