Semarnat: empresa incumplió norma de impacto en manglar

Desde 2015 se suspendió la actividad; un juez la dejó sin efecto y reanudarían en febrero. Organizaciones civiles de Cancún culpan al alcalde de ser cómplice de la devastación.
Activistas y ciudadanos protestaron por lo que consideran “ecocidio”.
Activistas y ciudadanos protestaron por lo que consideran “ecocidio”. (Elizabeth Ruiz/Cuartoscuro)

México

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) dio a conocer que la empresa BI&DI, encargada del Proyecto Malecón Cancún Tajamar, en Quintana Roo, realizó la remoción de vegetación en el manglar e incumplió a una condicionante de impacto ambiental fijada por la dependencia federal, por lo que en agosto de 2015 la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) suspendió las actividades.

Se detalló que, a pesar de que contaban con los permisos para continuar las obras hasta el próximo 8 de febrero, debían realizarse 11 inspecciones en 10 lotes de este proyecto, ya que se verificó que carecían de autorizaciones propias y no se acreditó la cesión de derechos de autorizaciones del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) a su favor.

Sin embargo, "en noviembre de 2015 un juzgado federal determinó dejar sin efectos la suspensión definitiva contra la autorización de impacto ambiental otorgada al proyecto, por lo que Fonatur se encontraba en plena posibilidad jurídica de ejecutar las acciones de remoción de vegetación hasta el 8 de febrero de 2016", explicó la Semarnat a través de un comunicado.

Además, se aclaró que los permisos y autorizaciones que derivaron en los trabajos y que recientemente fueron denunciados por activistas, ya se tenían desde antes que se adicionara al "artículo 60 ter de la Ley General de Vida Silvestre del 1 de febrero de 2007 la prohibición de la remoción, relleno, trasplante, poda o cualquier obra o actividad que afecte la integridad del flujo hidrológico del manglar".

El ayuntamiento de Benito Juárez permitió que se realizaran las acciones de "chapeo y desmonte" en el manglar, debido a que los desarrolladores inmobiliarios "cumplieron las formalidades exigidas en el Reglamento de Ecología y Gestión Ambiental del ayuntamiento".

Conceden suspensión

No obstante, el juez segundo de distrito concedió ayer una suspensión provisional de obras de desmonte y relleno en manglares del Malecón Tajamar y zonas aledañas del polígono con la laguna Nichupté de Cancún, en respuesta a un recurso interpuesto por organizaciones civiles y grupos ambientalistas.

Estos culparon al alcalde Paul Carrillo Cáceres de complicidad en la devastación de unas 40 hectáreas de manglar y especies animales en la zona, por haber enviado a 130 efectivos de la policía municipal a proteger a las brigadas que iniciaron el desmonte el lunes por la mañana.

Las empresas

En la zona se construiría un desarrollo inmobiliario, hotelero, comercial, recreativo y religioso, al que se suman las empresas y particulares Inmobiliaria Temalcab, Organización Editorial Acuario, Desarrollos Inmobiliarios Raipavi, Salvador Daniel Kabbaz Guindi, José Antonio Zamudio Ferrera y Copropietarios, Grupo Azulejo Grupo Inmobiliario Acero, Inmobiliaria 1901, José Olivella Ledezma, José Martí Domene, Vanguard Caribe Comercializadora, Desarrolladora El Arca, Inmobiliaria Moka, y Standard Machinery and Suply Company.

También el Fondo La Comercial Mexicano, Ciscolang, Inmobiliaria La Corte Virreynal, Desarrollo Malecón Lagunas, Oliba Operadora Hotelera, Jaguar Ingenieros Constructores y Gr Inmuebles.