Empresa destruye vestigios arqueológicos

Grupo Aldesa ignora el acuerdo de frenar las obras y mete maquinaria que afecta la zona, denuncian vecinos.

Tlaltizapán

Habitantes de Tlaltizapán, Morelos, denunciaron la destrucción de vestigios arqueológicos que datan de hace más de mil 500 años. Los habitantes afirman que empleados que trabajan en la construcción de la autopista Siglo 21 dañaron.

Por ello, los colonos resguardaron el predio las 24 horas del día para evitar mayores afectaciones. Sin embrago, personal de la empresa Grupo Aldesa ignoró el acuerdo y ordenó que una máquina retroexcavadora "pintara" el tramo por donde va a pasar la autopista, lo que destruyó cientos de metros cuadrados de los vestigios arqueológicos.

Cuando se realizaba la construcción del camino, ente los kilómetros 18 y 19 de esta vía, se hallaron los vestigios y se determinó parar la obra mientras el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) estudiaba los vestigios.

Incluso la alcaldesa de Tlaltizapán, María Cruz Bastida Muñoz, y una comisión de vecinos, se reunió con el delegado del INAH, Víctor Hugo Valencia Valera, para conocer qué pasaría con el hallazgo.

"No les importó, no respetaron los acuerdos y destruyeron los vestigios", acusó David Gálvez, habitante de la región e integrante del Movimiento de Protección y Rescate de la Zona Arqueológica.

Personal del INAH estudia el complejo, pero su primera hipótesis es que es una zona habitacional que data del año 600 después de Cristo. Sin embargo, no existe información oficial y la investigación continúa.

"La idea central era que se cambiara el trazo de la carretera porque nosotros no queremos parar la carretera, sino que se respete nuestra zona arqueológica", apuntó Eduardo Arce, habitante de Zacatepec, miembro del grupo organizado.

Sin embargo, el lunes pasado maquinaria pesada ingresó a la zona arqueológica y destruyó cientos de espacios de construcción antigua.

MILENIO buscó al delegado del INAH en Morelos, Víctor Hugo Valencia Valera, pero no respondió, aunque posteriormente envío un mensaje en el decían que "no había comentarios".

Incluso, vecinos de Tlaltizapán se organizaron y reunieron firmas para exigir que la construcción de la vía se detenga, hasta que analicen los vestigios, y que en caso de ser necesario se modifique el trazo de la carretera Siglo 21.

El hallazgo se localiza en kilómetro 18 y 19 del trazo de la autopista Siglo 21, sobre la zona conocida como La Mezquitera, a cuatro kilómetros de distancia de la cabecera municipal.

De acuerdo con información obtenida en la presidencia municipal, el INAH reportó a la alcaldesa que los trabajos de investigación no habían localizado ni una pirámide o un inmueble que pudiera representar patrimonio nacional o municipal.

Los vecinos se reunieron ayer para discutir las acciones que emprenderán.