Ejidatarios irrumpen homenaje a Zapata en Morelos

Los inconformes acusan al gobernador Graco Ramírez de desviar el agua del río Cuautla para alimentar la hidroeléctrica de Huexca.

Chinameca

Ejidatarios y campesinos de la región oriente del estado, intentaron tomar por la fuerza el acto por el 96 aniversario luctuoso de Emiliano Zapata, en protesta a la supuesta utilización de aguas para alimentar la nueva termoeléctrica de Huexca.

La irrupción de los inconformes obligó a la abrupta suspensión del evento que era encabezado por el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza y el gobernador, Graco Ramírez Garrido Abreú.

Un par de minutos antes de que se realizara la ofrenda tradicional ante la imagen de Zapata, los inconformes lograron rebasar la línea de seguridad, lo que obligó a la retirada de la comitiva, que ya no llegó a colocarse a la ofrenda tradicional.

Con el contingente de inconformes sólo contenido por algunos guardias de seguridad personal de los funcionarios, el gobernador Ramírez y el secretario Ruíz Esparza y sus acompañantes, tuvieron que ser apresurados hacia la parte posterior del evento, del cual debieron salir en helicóptero.

Durante el evento, el mandatario estatal, Graco Ramírez negó que el gobierno pretenda desviar el agua del río Cuautla para alimentar la hidroeléctrica de Huexca.

Aseguró que aquellos que les han dicho eso "están mintiendo" y dijo el agua que se utilizará para la hidroeléctrica será agua tratada, y no del río Cuautla.

Sin embargo, ello solo hizo robustecer los gritos de protesta de los inconformes: "Agua si, Graco no..."

Minutos antes, el titular de la SCT, Gerardo Ruíz Esparza, también fue interrumpido por un hombre que logró burlar la seguridad. El hombre subió al templete, y cuando estuvo frente al funcionario federal, le espeto: "Ustedes están violando la Constitución...", alcanzó a decir, antes de ser interceptado por dos guardias que lo retiraron del templete y del evento.