Embargan rancho de Guillermo Padrés

La Secretaría de Hacienda intervino la propiedad, como garantía de un adeudo del ex gobernador por mil 600 millones de pesos que no pagó por concepto de impuestos al gobierno federal.

Hermosillo

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través del Servicio de Administración Tributaria, embargó el pasado 17 de junio el rancho Pozo Nuevo, propiedad del ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías y de su hermano, Miguel Padrés Elías, el cual es investigado por presunto lavado de dinero y por obtener beneficios de contratos estatales durante su administración.

El Servicio de Administración Tributaria intervino la propiedad de 3 mil 900 hectáreas para proteger un adeudo de mil 600 millones de pesos, que el ex gobernador sonorense omitió pagar por concepto de impuestos al gobierno federal.

Según un documento oficial, el embargo fue ejecutado el 17 de junio pasado por personal de la oficina de la Administración General de Recaudación del SAT. El rancho, administrado por Héctor Padrés Elías, tiene un valor de unos 360 millones de pesos (unos 18 millones de dólares).

Milenio solicitó a la vocera de la delegación estatal de la PGR en el estado, Lorena Navarro, información sobre el hecho, sin embargo, la funcionaria no pudo confirmar si esa dependencia tiene a su cargo el resguardo del rancho.

"No podemos dar información", se limitó a decir.

Miguel Padrés Elías, hermano mayor del ex gobernador, está sujeto a una investigación federal, bajo sospecha de haber lavado casi 9 millones de dólares, presuntamente provenientes de un soborno del empresario Mario Aguirre, cuñado del ex senador y ex comisionado nacional de Pesca, Ramón Corral Ávila.

Durante la administración panista, Aguirre obtuvo en asignación directa contratos por cientos de millones de pesos para la confección de uniformes escolares que Padrés regaló a estudiantes de preescolar, primaria y secundaria.

El gobierno federal investiga si los 9 millones de dólares fueron entregados a Miguel Padrés por el también empresario inmobiliario.

El rancho, ubicado en el municipio de Bacoachi, es una de las propiedades donde la familia del ex gobernador mantiene una huerta de nogal, además de cientos de cabezas de ganado que son enviadas a Estados Unidos.

Una presa, construida sin los permisos correspondientes, alimentaba los negocios de nuez y ganado. La obra fue dinamitada por empleados del ex mandatario.

En el rancho los Padrés también explotan la industria equina con caballos de alto registro.

Los animales estaban atendidos por Luis Arístiga López Moreno, un médico veterinario que en diciembre de 2015 fue detenido en poder de 3.5 mdp que ocultaba en una hielera. El hombre fue consignado por no acreditar la legal procedencia del dinero.