Elección de 2015 dividió San Juan Chamula: párroco

El párroco Pedro Arriaga dijo que los problemas en la comunidad vienen desde el triunfo del PVEM hace un año. En contraste, el líder del PRI en Chiapas dijo que esa rivalidad quedó atrás.

Ciudad de México

Por primera vez en 2015, en San Juan Chamula ganó un partido distinto al PRI. El triunfo en la Alcaldía de Domingo López González por el Partido Verde Ecologista de México, dejó al municipio dividido.

Para el padre Pedro Arriaga, párroco de San Juan Chamula, el enfrentamiento del sábado pasado en el que murieron 5 personas, entre ellas el alcalde y el síndico del municipio, fue consecuencia del descontento social con el partido que ahora los gobierna, además de la falta de acceso a los subsidios y programas sociales a los que estaban acostumbrados.

"Considero que es algo que se vino gestando tiempo atrás. Una población que se mantenía unida dentro de su cultura, idiosincrasia y costumbres se fue dando una apertura a distintos grupos. La apertura más notable fue que se introdujeron los partidos. El Partido Verde que vino a poner en contrapunto al PRI, el partido gobernante. Lamentablemente Domingo había sido priista y después le hicieron la oferta que se postulara por el Verde para contrarrestar al PRI con esa intención hegemónica que hubo en el estado de Chiapas para que todo se pintara de Verde, todas las alcaldías", dijo.

Aunque en las diputaciones federales y algunos municipios de Chiapas el PRI y Verde fueron en alianza, en Chamula eran contrarios.

Domingo López González, ya había gobernado San Juan Chamula de 2008 a 2010, por el PRI. En la elección del año pasado, el párroco Arriaga acusó que hubo compra de votos.

"Su oferta de programas como lo hizo en su anterior periodo de gobierno, dando mayores recursos por familia, atrajo votos. Se confrontaron los dos grupos y ganó Domingo por su prestigio como presidente hace 6 años. Esta es una de las divisiones profundas en San Juan Chamula causada por los políticos", contó.

Pero San Juan Chamula, donde el 98% de los habitantes son tzotziles y 62% hablan sólo lengua indígena, tiene una división más, la religiosa. Hoy el 74 por ciento de la población es católica, pero desde los años 60 llegaron grupos evangélicos.

"Después de haber sido muy cerrados se construyeron templos, surgieron grupos de otras religiones. En el cabildo de Domingo, el mismo síndico era de otra religión", contó Arriaga.

En contraste, Roberto Albores, senador y presidente del PRI en Chiapas, negó que los asesinatos del fin de semana hayan sido ocasionado por problemas entre partidos. Aseguró que el PRI y el Partido Verde están juntos y que las diferencias del proceso electoral de 2015 ya quedaron atrás.

"Estamos totalmente juntos. El proceso electoral de 2015 ya se cerr+o esa página d ecompetencia en democracia. "Estos acontecimientos deben ser castigados de forma ejemplar eso nos ha ocupado en el PRI. Se me hace muy aventurado generar hipótesis de lo que sucedió, son muchos factores los que he escuchado han acontecido a lo largo de estos meses en San Juan Chamula.

"Este no es un asunto de partido ni partidista. Hay ciudadanos, personas que en redes sociales se puede ver en diversos momentos. Esto no es un asunto de partidos, sino de castigar a sicarios, a gente que fue a desordenar un municipio. Tenemos que exigir justicia, convocar al diálogo y convocar al diálogo y a la unidad. Hay muchos elementos a considerar", dijo.

Albores admitió que entre la población hay descontentos que generaron la manifestación a la que llegaron personas armadas el sábado.

"Existía una manifestación multitudinaria donde exigían apoyos. Lo están registrando en diversos videos. Un grupo o unos grupos empezaron a suscitar estos actos de violencia brutales", consideró el líder del PRI en Chiapas.

El padre Arriaga explicó que históricamente Chamula ha recibido muchos subsidios de dependencias del gobierno federal y estatal. Se les ha construido una escuela, un hospital y una carretera. El pueblo, dijo, depende de los subsidios tradicionales y programas sociales y a falta de ellos, el sábado exigieron que se les otorgaran.

"Sí había escuchado que había un reclamo anterior a los hechos de que no se habían pagado salarios a gente que dependía del ayuntamiento. No se entregaba el dinero. Rumores de malversación de fondos antes de lo que acaba de suceder", contó el párroco.

ADB