El magisterio disidente en Guerrero está dividido

Las dos fracciones de la CETEG manifestaron su rechazo a la decisión de desaparecer el IEEPO en Oaxaca y dijeron estar listos para responder la convocatoria de la CNTE.   

Chilpancingo

La disidencia magisterial de Guerrero está dividida, incapaz de aglutinar la fuerza que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CNTE) necesita para fortalecer al movimiento que impulsa en el estado de Oaxaca.

Por separado, dos fracciones de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) manifestaron su rechazo a la determinación de desaparecer al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), al tiempo que anunciaron que estarían listos para responder a la convocatoria de la CNTE, sin embargo, hasta el momento no hay ninguna acción concreta.

"El magisterio está más unido que nunca", dijo el martes pasado la profesora Antonia Morales, representante de la CETEG en la región Centro, en una conferencia convocada en el zócalo de la ciudad.

Ahí, la CETEG-región Centro mantiene un campamento junto con el Frente de Defensa Popular (FDP) y la Coordinadora Estatal de Transportistas Independientes de Guerrero (CETIG).

Las acciones de la CETEG-FDP y CETIG, incorporadas al Movimiento Popular Guerrerense (MPG) cada vez son más pequeñas, aunque en el discurso los dirigentes sostienen que están en un proceso de fortalecimiento.

Hay otra fracción de la coordinadora, leal al secretario general Ramos Reyes Guerrero, cuyos integrantes mudaron su campamento hacia la avenida Ruffo Figueroa, en la colonia burócratas del sur de Chilpancingo.

En ese campamento, es considerable el número de casas de campaña vacías, también sus últimas movilizaciones han sido poco concurridas.

El martes pasado, al encabezar una marcha hacia el Congreso local, el secretario general de la CETEG, Ramos Reyes Guerrero reprochó que se haya ordenado desaparecer al IEEPO sin realizar una consulta con la ciudadanía.

"Nosotros rechazamos esa determinación autoritaria y desde luego, nos vamos a movilizar", dijo Reyes Guerrero.

El Movimiento Popular Guerrerense (MPG) en Tlapa no ha fijado una postura al respecto, tampoco la dirigencia del magisterio en la ciudad de Tixtla, que a partir de los ataques contra la Normal Rural de Ayotzinapa tomaron su propia ruta de trabajo.

Hasta el momento, ninguna de las fracciones del magisterio disidente ha lanzado una convocatoria masiva para impugnar la desaparición del IEEPO, aunque los dos grupos aseguran que están unidos y fortalecidos.