El agua de Chilpancingo es confiable, dice la Capaseg

Arturo Palma, director de la comisión, refutó el estudio de laboratorio especializado de la UAGro y dijo que el gobierno estatal ya pidió estudios ante un laboratorio certificado a fin de tener ...

Chilpancingo

Ante la versión de que el agua de Chilpancingo se distribuye con colifornes fecales y totales, la Comisión de Agua Potable del Estado de Guerrero (Capaseg) sostuvo que dicho reporte no es del todo certero, pues el líquido que se suministra en los domicilios de la ciudad es confiable.

En el inicio de la semana, varios medios locales difundieron el resultado de un estudio realizado por el laboratorio de Microbiología Molecular y Biotecnología de la Unidad Académica de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), en el que se indica que el agua que suministra la red de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado para Chilpancingo (Capach) está contaminada, que en ella predominan bacterias Escherichia coli, conocida como E. Coli.

Arturo Palma, director de la Capaseg negó que la información difundida tenga el sustento necesario, aunque no entró a la argumentación de carácter científico.

"Hay tres grandes fuentes que abastecen Chilpancingo; el primero es Omiltemi, que sale de un manantial y de ahí el agua sale transparente, puro, no hay mayor problema", explicó en un primer instante.

En segundo lugar, destacó que la fuente principal es una cueva de gran tamaño, en donde el agua sale filtrada de entre las montañas, lo que implica que lleva kilómetros de filtración a través de las rocas.

Continuó: "El tercer punto de abastecimiento es el sistema Mochitlán, que son pozos profundos y constantemente monitoreamos el agua, capach tiene un laboratorio certificado que supervisa de manera constante".

Refirió que en algunas ocasiones el liquido sale con fierro magneso, lo que requiere la aplicación de un producto que se utiliza para ablandar el agua.

Aunque el funcionario refiere que resulta complicado creer la información de la existencia de contaminantes en el agua, el gobierno estatal ya solicitó la realización de estudios ante un laboratorio certificado, para efecto de contar con un trabajo que propicie resultados más certeros.

En consecuencia, destacó que no hay riesgos sanitarios en el consumo del agua que se suministra en la capital de Guerrero.