Gobierno de Morelos no dará seguimiento a "El Ponchis"

El secretario de Gobierno de Morelos, Jorge Messeguer Guillén, Edgar “N” culminó su reclusión y decidió ser enviado a EU, las autoridades estatales cumplieron con el procedimiento.
El Ponchis fue detenido el 2 de diciembre de 2010 cuando tenía 14 años
El Ponchis fue detenido el 2 de diciembre de 2010 cuando tenía 14 años (Archivo)

Cuernavaca

Las autoridades del estado de Morelos no darán seguimiento al proceso de reinserción al que sea sometido en Estados Unidos el menor Edgar “N”, liberado este martes en la entidad, luego de cumplir una reclusión de casi tres años, pena máxima impuesta en la ley local para los adolescentes infractores.

Jorge Messeguer Guillén, secretario de Gobierno de Morelos, informó que una vez que Edgar, conocido popularmente como “El Ponchis”, culminó su reclusión en el Centro Estatal de Medidas Privativas de la Libertad para Adolescentes (CEMPLA) y decidió ser enviado a los Estados Unidos, las autoridades estatales cumplieron con el procedimiento y no tienen obligación legal para estar atento a su proceso en el extranjero.

Edgar Jiménez fue liberado anticipadamente este martes, y llevado al aeropuerto de la ciudad de México durante la madrugada. En el CEMPLA estuvo recluido durante casi tres años al ser encontrado culpable se participar en homicidios dolosos, actos de tortura, posesión de droga, portación de arma y asociación delictuosa, al amparo del presuntamente desaparecido, cártel del Pacífico Sur, comandado por José de Jesús Radilla, “El Negro”, quien además era su cuñado. Edgar tenía entre 11 y 12 años cuando comenzó a delinquir a este nivel. Fue detenido por el ejército en diciembre de 2010, cuando intentaba tomar un avión a Tijuana, porque buscaba internarse en Estados Unidos, de donde es originario.

Bajo esas mismas circunstancias legales, el funcionario también dejó claro que al haber obtenido su libertad y ya no tener ningún tipo de restricción, Edgar “N”, próximo a cumplir los 17 años, podría regresar a Morelos, incluso vivir e intentar trabajar o estudiar aquí, sin que nada ni nadie se lo impida.