Ejidatarios 'toman' alcaldía de Quintana Roo

Los campesinos acusaron a funcionarios del Registro Procuraduría Agraria de tratar de facilitar la venta de predios para la construcción de un complejo turístico.

Quintana Roo

La delegación municipal de Lázaro Cárdenas en la isla de Holbox fue tomada por un grupo de ejidatarios, quienes acusan a un grupo de empresarios de perpetrar un fraude para despojarlos de sus derechos y arrebatar sus terrenos para construir un emporio turístico.

Los campesinos también acusaron al personal del Registro Procuraduría Agraria, que tratan de facilitar el fraccionamiento del ejido para quitarles tierras de esta reserva del medio ambiente, amenazada por el desarrollo turístico de gran calado.

Tras una frustrada asamblea en la que se pretendía dividir el ejido en cuatro fracciones, los ejidatarios, en mayoría pescadores, tomaron la alcaldía de la isla la tarde de este domingo, para reclamar la intervención del gobierno federal, a quien pidieron defender sus derechos, frente a los empresarios yucatecos, que proyectan un complejo turístico,"La Ensenada", con villas, campos de golf, helipuertos y plazas comerciales

Los ejidatarios se apoderaron de la sede municipal en donde permanecerán, en espera de que el gobierno federal intervenga y el presidente municipal de Lázaro Cárdenas, Luciano Sima, se presente para defenderlos del fraude que se pretende realizar.

Los pescadores dijeron que la toma de las oficinas del municipio es "medida de presión". Cuando la sede fue tomada, el alcalde de Holbox, José Manuel Pérez Moguel, estaba fuera, salió para participar en la conmemoración del Día de la Marina.

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, acudieron a la isla para evitar enfrentamientos entre campesinos que quieren vender y los que integran la resistencia mayoritaria.

Ambos grupos convocaron a una manifestación pacífica para oponerse a  una asamblea ejidal en la que se pretendía dar visos de legalidad al fraude masivo contra los ejidatarios.

El fraude, dijo Chico Camaal, pescador de la isla, se ha preparado cuidadosamente hace más de cinco años, a partir de que enviados de Ponce Cantón comenzaron a comprar lotes costeros en millones de pesos.

En la asamblea de este domingo se pretendía dividir el ejido de la isla en cuatro porciones , a favor de los empresarios yucatecos, que se jactan de ser nuevos ejidatarios-propietarios de la paradisiaca isla de Holbox.

Sin embargo el comisariado ejidal, Nirvando Mena Villanueva, objetó la reunión por celebrarse en el restaurante La Normita, de Kantunilkín, cuando la ley establece que los ejidos deben sesionar en la casa ejidal de la isla.

Pese a la lluvia unos 800 ejidatarios cruzaron en ferry y barcas de Holbox a Kantunilkín, cabecera municipal de Lázaro Cárdenas, para impedir la asamblea, pero encontraron que el restaurante estaba resguardado por la policía municipal, que cerró las calles de acceso.

Sin amilanarse, buscaron un camión de carga para cerrar el paso de los lujosos vehículos de los empresarios yucatecos.

Durante la mañana acudieron para apoyarlos otros ejidatarios de la periferia como San Ángel, Chiquilá, Solferino y Kantunilkín.

Ante el riesgo de un enfrentamiento la policía mandó una camioneta para contener a los manifestantes, lesionado a un anciano de 68 años. El hecho generó una violenta reacción y la gente arremetió contra los gendarmes con una lluvia de piedras, los agentes lanzaron gases lacrimógenos para dispersarlos