Educación y Salud, sectores golpeados por delincuencia en Guerrero

En las comparecencias ante legisladores, los responsables del sector Salud y educativo, dijeron que enfrentaron levantones, asesinatos, asaltos y extorsiones que afectaron a maestros, médicos y ...

Chilpancingo

En su comparecencia ante el Pleno del Congreso local, los titulares de las secretarías de Educación y Salud del gobierno estatal reconocieron que el crimen organizado ha perjudicado severamente sus actividades sustantivas, lo que provoca el cierre de escuelas y centros de salud.

En su presentación ante los representantes populares, el responsable del sector educativo, Salvador Martínez Della Rocca señaló que a su llegada a la dependencia, se encontró con datos nada gratos para los trabajadores, principalmente en el puerto de Acapulco.

Ahí, dijo que encontró una referencia de 22 trabajadores asesinados, ocho secuestrados y un número no determinado de profesoras violadas, ya que la mayoría de las víctimas no denuncian por vergüenza y miedo.

En la zona periférica del puerto, dijo que cada que se pagaba la quincena los empleados sufrían asaltos, el caso de la víctima número 22 era un profesor asesinado a balazos cuando retiraba su salario de un cajero automático.

El margen de acción para los delincuentes era tal, que cerca de las escuelas se exhibían carteles en los que se decía a los profesores: "Sabemos que vas a cobrar el aguinaldo; móchate".

Lo único que faltaba era el secuestro de niños y niñas, lo que forzó a tomar medidas drásticas.

"En Acapulco teníamos al crimen organizado en el aula; por eso requerimos el apoyo del Ejército Mexicano y la Gendarmería Nacional en las colonias de mayor incidencia delictiva", apuntó.

Si bien la determinación de suspender clases de manera inicial generó la pérdida de clases, las condiciones de seguridad permitieron que se implementara un plan de acción para recuperar el tiempo perdido.

Salud también es golpeado

En su presentación ante el Pleno del Congreso, Edmundo Escobar, responsable del sector Salud sostuvo que se ha tenido que enfrentar la ejecución y los levantones en contra de sus trabajadores.

"Personal que se estaba dedicando a la noble tarea de cumplir con su trabajo, trasladando los enfermos que atendemos desde este sector; lo mismo que secuestros con la consiguiente petición del pago de rescate para la liberación de un número cuantioso de médicos y otro tipo de trabajadores".

Agregó el despojo de 27 vehículos de las áreas de regulación sanitaria, enfermedades crónicas y de vectores, lo que ha provocad que haya unidades médicas y centros de salud cerradas por la inseguridad.

Hasta el momento son 19 las unidades cerradas por temor a la delincuencia; 3 en la Tierra Caliente, 4 en la Región Norte, 2 de la Centro y 10 en la Costa Grande.

"Este es el clima que la Secretaría de salud enfrenta para garantizar los servicios a más de tres millones de habitantes del estado", anotó.