Ecologista se 'casa' con el árbol del Tule en Oaxaca

El activista peruano Richard Torres se casó de manera simbólica con el milenario árbol como parte de una campaña para frenar la deforestación.

Oaxaca

El activista y actor peruano Richard Torres celebró un ritual prehispánico y se casó de manera simbólica con el milenario árbol del Tule, para llamar la atención del mundo y generar conciencia sobre la preservación de la naturaleza.

El proyecto se llama "Cásate con un árbol México, salva tu oxígeno", promovido por la Fundación Corazones Verdes por la Naturaleza de los Niños y que ha sido apoyado por artistas como Thalía, Lucía Méndez y Chespirito.

"Cásate con un árbol México" tiene el objetivo frenar la deforestación en el mundo, y ya se ha llevado a cabo en Perú, Colombia y Argentina.

Richard Torres dijo que se fijó en el árbol del Tule porque está en Oaxaca, una tierra de guerreros y grandes personajes.

"Era importante llegar a México y a Oaxaca a emprender este proyecto que inicia con un compromiso nupcial con un árbol, en este caso el árbol del Tule, con el que tengo el honor de comprometerme en matrimonio para toda la vida y las que vengan", dijo frente a decenas de ecologistas y habitantes de la población de Santa María del Tule.

Afirmó que en los últimos años se ha "casado" con otros árboles, como parte de su proyecto de cuidado de la ecología.

"Hemos realizado este mismo ritual en Chile, en Argentina, en Bolivia, Perú y Brasil, siendo Oaxaca el proyecto donde estamos consolidando nuestras acciones en México y lo haremos en todo el planeta".

Aseguró que el proyecto que encabeza ha logrado reforestar unas 40 mil hectáreas de bosques en el mundo, además se ha podido detener la tala clandestina.

Dijo que cada año en Latinoamérica se talan de forma ilegal más de dos millones de hectáreas de bosques, entre ellas 500 mil hectáreas en México, según el último informe de Greenpeace.

La "boda" generó la inconformidad del comité ciudadano responsable del cuidado del ahuehuete que buscó cobrarle al ecologista 50 mil pesos para realizar el acto, lo que causó que la celebración se desarrollara bajo resguardo y vigilancia policiaca.

Richard Torres reprochó que haya grupos que quieran sacar "tajada" de la naturaleza para enriquecerse y calificó como una "vergüenza mezquina" que existan particulares que medren con la naturaleza.