Dudosa licitación de placas en Chihuahua

En las bases del concurso, el gobierno del estado solicitó un capital contable mínimo de 120 millones de pesos y un capital social de 80 millones, monto que no cumplieron cuatro compañías; además, ...
Documentos sobre el concurso y el rechazo.
Documentos sobre el concurso y el rechazo. (Especial)

El gobierno de Chihuahua favoreció a la empresa EDM de México SA de CV con la licitación para la renovación de placas y engomados vehiculares, al solicitar un capital contable mínimo de 120 millones de pesos y un capital social de 80 millones, monto que no podían cumplir las otras cinco empresas participantes.

Antes de que se diera a conocer el fallo, las empresas ya estaban descartadas, pues incumplían con lo solicitado en el punto 17, inciso A, de la fracción V, de las bases de la licitación.

Y así sucedió.

En el acta de recepción y apertura de propuestas técnicas de la licitación pública SH/070/2014, relacionada con la adquisición de placas metálicas y calcomanías para el control vehicular, de la cual MILENIO tiene copia, consta  que ninguno de los participantes, excepto EDM de México, pudo cumplir con ambos o alguno de los requisitos.

Las empresas rechazadas son  Comercial e Industrial Cancal SA de CV, Talleres Unidos Mexicanos SA de CV, Placas Realzadas SA de CV, Placas Laminadas Calcomanías Oficiales SA de CV, y Placas y Señalamientos Mexicanos SA de CV.

Estas compañías fueron desechadas por el gobierno local sin que se abrieran sus propuestas económicas, declarando como ganadora a EDM de México.

El 4 de octubre pasado, la Secretaría de Hacienda de Chihuahua lanzó la licitación pública para la fabricación de hasta un millón 596 mil placas y calcomanías.

Dos días después se cerró la venta de bases y el 13 de octubre se hizo la presentación económica y técnica. El mismo día se dio a conocer al ganador, que cobrará alrededor de 300 millones de pesos, aun cuando el resto de las empresas señalaron que el costo de producción es de 180 millones, aproximadamente.

La licitación se realizó bajo la modalidad de contrato abierto y normado por el Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Poder Ejecutivo del estado.

La Ley de Adquisiciones, Arrendamientos, Contratación de Servicios y de Obra Pública marca que tiene que haber 10 días hábiles entre la convocatoria y la apertura de propuestas. En esta licitación el proceso fue de cinco días.

En el caso de  Placas y Señalamientos Mexicanos, por ejemplo, el único requisito que le faltó por cumplir fue acreditar los 80 millones de pesos de capital social.

Talleres Unidos Mexicanos tampoco presentó comprobante de pago y no pudo acreditar los 80 millones requeridos, pues según el acta, no estaban debidamente inscritos en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio.

El mismo caso ocurrió con Placas Realzadas, que no logró acreditar el monto mínimo de capital social, omitió presentar muestra de la serie o mascarilla y no acreditó su registro ante el Sistema de Información Empresarial Mexicano 2014.

Placas de Lámina y Calcomanías Oficiales no acreditó ninguno de los capitales. Además, se le señaló que no presentaba permiso de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que lo faculta para fabricar placas.

Finalmente, la propuesta de Comercial e Industrial Cancal fue desechada por no acreditar un capital contable de 120 millones de pesos. Además, no presentó comprobante de pago de telefonía móvil o servicio de luz en el domicilio de producción, entre otros, requisitos.