Congreso de Veracruz sanciona a gobernador

Los diputados determinaron multar con 500 días de salario mínimo a Javier Duarte y al secretario de Desarrollo Social, Jorge Carvallo, por el desvío de recursos públicos. 
Gobernador de Veracruz Javier Duarte
Gobernador de Veracruz Javier Duarte (Especial)

Veracruz

El Congreso del Estado determinó sancionar con 500 días de salario mínimo al gobernador Javier Duarte de Ochoa y al secretario de Desarrollo Social Jorge Carvallo Delfín por violar el artículo 134 de la Constitución, que prohíbe a los servidores públicos desviar recursos públicos e influir en las contiendas electorales.

La legislatura local respondió así a la determinación del Instituto Nacional Electoral de que fuera el Congreso veracruzano quien determinara la sanción a que se hacía acreedor el titular del Ejecutivo local por asistir el 4 de abril del 2012, a una cena con el entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto.

La Sala Superior del Tribunal Electoral federal determinó que el mandatario del estado había violado la ley y a fines de agosto pasado el INE pasó el caso al Congreso del Estado, quien hoy determinó la sanción equivalente a 30 mil pesos.

Para los ex funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Planeación, Gabriel Deantes y Francisco Muñoz, sus casos serán  turnados a la Contraloría del estado.

La multa contra Duarte de Ochoa fue resuelta, sin pasar a comisiones, por los integrantes de la Junta de Coordinación Política del Legislativo, integrada en mayoría por miembros de la fracción parlamentaria del PRI.

El 28 de agosto pasado el propio Duarte de Ochoa declaró que si lo sancionaban por reunirse con el ahora presidente Enrique peña Nieto para promover la realización de obras en Veracruz, que lo multaran.

Esa misma fecha, dijo que no se reunió una, sino varias veces con Peña Nieto y gracias a eso se han concretado obras y programas de beneficio para todos los veracruzanos.

La reunión que motivó la multa y por la cual se considera que violó la ley que prohíbe a los servidores públicos desviar recursos públicos e influir en las contiendas electorales fue la del 4 de abril del 2012 en que Javier Duarte, acompañado de un subsecretario y un diputado local, participó en una comida ofrecida a Peña Nieto y en ella pidió el voto a favor del candidato de la Coalición Compromiso por México, circunstancia que fue recogida en notas periodísticas, según la denuncia presentada por el PAN y el PRD.

Aunque el mandatario dijo en su defensa haber pedido licencia para faltar a su trabajo y acudir al evento, los magistrados consideraron que eso no era suficiente para evadir lo que marca la Constitución.