Donan instrumentos musicales a orquesta de niños de Oaxaca

El artista Sergio Hernández y la fundación Alfredo Harp Helú entregaron los apoyos.
El pintor se reunió con los músicos y anunció la construcción de una escoleta.
El pintor se reunió con los músicos y anunció la construcción de una escoleta. (Omar Franco)

Oaxaca

El pintor Sergio Hernández apoya la música de los pueblos indígena de Oaxaca, principalmente el talento de los niños de la zona mixe, a quienes les entregó instrumentos; además, se ofreció a promocionarlos en otros países.

El artista donó, junto con la Fundación Alfredo Harp Helú, 115 instrumentos musicales de viento, madera y percusiones a la orquesta Lindavista de Tamazulapam del espíritu santo, la cual está conformada por 45 miembros.

Informó que también se apoya con el proyecto arquitectónico y se construirá una escoleta con un salón de ensayos y un área para presentaciones, donde se contará con la asistencia de maestros musicales en la comunidad.

Hernández dio a conocer que en los proyectos se ejercerá una inversión de 3.5 millones de pesos, esperando duplicarla con una entrega semejante que tienen para apoyar otras bandas musicales de otros pueblos de la región de la mixteca, con instrumentos de cuerda, guitarras y guitarrones.

"El próximo proyecto será apoyar será en la zona mixteca, en Hujuapam de León, donde hay alta pobreza y marginación, y la cosecha se pierde por la falta de agua, pero aún así tocan su música y por ello los apoyaremos para que sea menos triste su vida".

El artista plástico aceptó que el proyecto musical surgió a través de una solicitud de instrumentos que circuló en las redes sociales.

No olvidemos que en la música están las raíces de nuestra cultura y de nuestros pueblos, por lo que apuesto a que no se pierda esta tradición ancestral, pues permite fortalecer nuestra cultural y nuestra gente. Solo comprendiendo el pasado se podrá mejorar el presente y se tendrá un futuro más claro", mencionó el artista.

Hernández ofreció apoyar a los niños músicos de la zona mixe para que toquen sus interpretaciones musicales en otros países.

"Estos niños son gallos para echarlos a escala internacional, porque tienen calidad y talento artístico de sobra. Más allá de tocar en sus fiestas patronales, pueden hacerlo en grandes escenarios mundiales."

En Tamazulapam del Espíritu Santo hay una tradición musical arraigada que data de medio siglo, los niños y niñas empieza a tocar un instrumento de los cinco años, como parte de su cultura ancestral. La totalidad de los músicos son profesionales y aprenden a leer la música en pentagramas, lo que eleva su profesionalismo.

En la última década los niños de diferentes bandas musicales mixes, han obtenido 30 reconocimientos internacionales e nacionales.

Los menores después de acudir a sus aulas, asisten tres horas a los ensayos musicales y algunos se preparan para participar en grandes presentaciones musicales en Oaxaca y otros estados.

El director de la orquesta, Jorge Jiménez, aceptó que el apoyo al pintor Sergio Hernández se logró por la desesperación de haber encontrada cerradas las puertas para apoyos musicales de parte del gobierno estatal y federal.

"La necesidad nos llevo hacer circo maroma y teatro, y a solicitar el apoyo a la iniciativa privada y la sociedad civil, teniendo la suerte de contar ahora con el respaldo del artista plástico Sergio Hernández".