Donación de órganos beneficia a pacientes de Monterrey y el DF

La madre de un donador anónimo concedió a enfermos terminales varios órganos de su hijo quien fue diagnosticado con muerte cerebral.

Mérida

Un joven de 20 años, originario de Mérida, generó una movilización nacional para beneficiar a cinco personas con la donación de órganos que en el postmortem fueron enviados a Monterrey y al Distrito Federal, entre otros puntos.

El donador anónimo fue diagnosticado con muerte cerebral, por lo que su familia decidió otorgar hígado, riñones, corazón, córnea y hueso a pacientes con enfermedades terminales internados en varias instituciones públicas del país.

El director del Hospital Regional Mérida del ISSSTE, Miguel Gilmer Berlín Estrada, expresó su más amplio reconocimiento "a la sensibilidad y calidad humana de una madre trabajadora del Instituto, quien dio su consentimiento para que los órganos de su hijo den vida, no solo a derechohabientes de esta institución sino a varios mexicanos que desde el anonimato esperan una parte del cuerpo que les permita mantener su salud".

Para que cada pieza llegara a los pacientes con esta necesidad, se implementó un operativo coordinado entre el Hospital Regional Mérida, el Centro Estatal de Trasplantes del Estado de Yucatán (Ceetry) y el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA), que en conjunto enviaron la "alerta" a los centros públicos nacionales donde se realizan trasplantes.

Con la autorización del Centro Médico Nacional (CMN) "20 de Noviembre" y la supervisión del Ceetry, a cargo de los doctores Jorge Martínez Ulloa y Jorge López Villegas, personal especializado de los hospitales que contaban con receptores compatibles a la donación, realizaron la obtención de los miembros corporales, a partir de las seis de la mañana del pasado 11 de marzo.

Los órganos donados beneficiaron a pacientes de las siguientes instituciones públicas:

Hueso y tejido, al Hospital Universitario de Monterrey; hígado para el Centro Médico Nacional "La Raza" del IMSS en el DF; el riñón derecho para la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del IMSS; el riñón izquierdo para el Hospital Regional Mérida del ISSSTE y, finalmente, el corazón para el Instituto Nacional de Pediatría en la capital del país.

A nombre del Director General del ISSSTE, Sebastián Lerdo de Tejada, el titular del Hospital Regional Mérida, reiteró el agradecimiento a la compañera de trabajo del Instituto y a su familia, por su acto de generosidad, y destacó: "son ejemplo de altruismo para los mexicanos".