Disputa por alcaldía deja 11 lesionados en Oaxaca

En la trifulca resultaron tres carros destrozados, ventanales destrozados y negocios dañados por las pedradas que lanzaron sujetos de grupos antagónicos; hay tres detenidos.

Oaxaca

Un saldo de 11 personas lesionadas y tres más detenidos dejó un disturbio registrado en el municipio de San Baltazar Chichicapam, donde prevalece una disputa por el control de la alcaldía.

En la trifulca resultaron tres carros destrozados, varios ventanales y negocios dañados por pedradas que lanzó uno de los grupos antagónicos que fue reprimido a balazos por elementos de la policía municipal del lugar.

El procurador General de Justicia de Oaxaca, Héctor Joaquín Carrillo, dijo que para restablecer el orden en la comunidad se activó un operativo, desplegándose a la zona unos 100 elementos policiacos, entre ellos 20 elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, comandados por su coordinador, Jaciel Vásquez Castro, el subdirector de Control y Seguimiento de Averiguaciones Previas, Wilfrido García, ministerios públicos, secretarios ministeriales y peritos en diversas especialidades, para iniciar las diligencias correspondientes.

Dijo que tras la incursión policial se logró la detención de tres personas, identificadas como Severino, Tomas y Adolfo Vásquez Santiago de 37, 23 y 30 años de edad, respectivamente, a quienes se les aseguraron armas largas.

Detalló que los implicados fueron remitidos ante un agente del Ministerio Público señalados bajo los cargos de tentativa de homicidio, daños, lesiones y los que resulten.

Carrillo afirmó que la PGJE Oaxaca continúa el desarrollo de la investigación para determinar o deslindar responsabilidades.

En tanto, Diana Ricardez Cal, representes del Comité de Defensa Ciudadana, condenó la violencia generada y responsabilizó de provocarla al presidente municipal Carlos Vázquez Rebollar, quien se niega a firmar su renuncia y a someterse a una auditoria.

Dijo que los pobladores buscaban exigir al alcalde la entrega de su renuncia mediante una manifestación pública en la plazuela del poblado, sin embargo, fueron reprimidos por elementos de la policía municipal del lugar, lo que desató un enfrentamiento.