Dispuesto edil de Teloloapan a que lo investiguen

El ex alcalde Pedro Pablo Uriostegui culpó a Ignacio de Jesús Valladares de estar relacionado con líderes de la Familia Michoacana, por lo que dijo que declararía si lo requieren las autoridades.
Ignacio Valladares, alcalde de Teloloapan.
Ignacio Valladares, alcalde de Teloloapan. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

El presidente municipal de Teloloapan, Ignacio de Jesús Valladares Salgado dijo no temer una investigación por supuestos vínculos con el crimen organizado, situación que le adjudicó el ex alcalde Pedro Pablo Uriostegui Salgado.

En Chilpancingo, Valladares Salgado comentó que en su municipio actualmente prevalece un clima de tranquilidad, pero reconoció que en la población prevalece la tensión.

La incidencia delictiva disminuyó porque el personal del Ejército, la Marina Armada y Policía Federal que llegaron para desalojar a los seguidores del ex alcalde Urióstegui Salgado todavía permanecen en la ciudad, pero hasta el momento no se registra ninguna detención de los grupos del crimen organizado que operan en la zona.

Por esa razón, entre la población existe una actitud de escepticismo y temen que al retirarse los cuerpos de seguridad del estado y la federación la violencia regrese.

Valladares Salgado comentó que después de bloquear durante cinco días la carretera Iguala-Pungarabato, no se ha vuelto a mirar al ex presidente Pedro Pablo Urióstegui, ni él ha buscado contactarlo.

Respecto a los señalamientos que el ex edil emitió en su contra, respecto a que tiene relación con los líderes de la Familia Michoacana (FM), el actual presidente dijo que está abierto a cualquier investigación que se inicie al respecto.

"No se me ha requerido, pero en su momento cualquier dependencia que le requiera, si yo tengo que rendir alguna declaración lo haré con gusto", anotó.

En las instalaciones del Instituto de Formación y Capacitación Policial (Infocap), el alcalde de Teloloapan reconoció que hay varias comunidades de la demarcación muy golpeadas por la delincuencia organizada.

Hay más de 20 familias que se desplazaron de la comunidad de Laguna Seca por las constantes incursiones de grupos de pistoleros, aunque se negó a señalar que se trate de un pueblo fantasma.

"Digamos que se trata de un pueblo al que pocos habitantes han regresado", señaló.

En el Pericón se vive una situación similar, pero no tiene un dato exacto sobre las familias que se hayan salido por temor.

El miedo provocó que en Laguna Seca y Tlanipatlán de las Limas, las escuelas de nivel preescolar, primaria y telesecundaria no habrán sus puertas, no se tiene fecha para su reapertura.