Dispuesto alcalde de Chilpancingo a declarar en caso Damián Huato

El jefe de cabildo aseguró que no tiene nada que ocultar, "siempre me he manejado con transparencia y honestidad".
El alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos.
El alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

El alcalde Mario Moreno Arcos sostuvo que está dispuesto a declarar en torno al atentado que sufrió el empresario Pioquinto Damián Huato, aunque la Procuraduría General de Justicia (PGJ) no le ha notificado oficialmente la imputación que el ex dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) le hizo en su declaración sobre los hechos del 28 de enero.

En las instalaciones del Palacio Municipal de Chilpancingo, el jefe de cabildo señaló que en cuanto se enteró de la agresión a balazos en que murió la señora Laura Rosas Brito, él se pronunció por el esclarecimiento de los hechos y pidió que se castigue a los responsables.

Lamentó la muerte de la señora Rosas Brito y dijo que si efectivamente, el ex diputado federal lo señaló como presunto responsable del atentado, habrá de responder positivamente a la convocatoria que le hagan en el Ministerio Público (MP) para declarar en torno al hecho.

"Seguramente me habrán de llamar a comparecer y yo acudiré, pero se los digo con la cara en alto; yo no tengo nada que ocultar, siempre me he manejado con transparencia y honestidad", dijo el alcalde.

Evocando su arraigo en la capital de Guerrero, destacó que la sociedad lo conoce a él, su familia y no de hace poco, si no de hace ya varias décadas.

En una entrevista colectiva dijo a los reporteros que no tiene situaciones o hecho que ocultar, por lo que solicitó a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) que esclarezca el atentado a balazos y que haya castigo a los culpables.

Respecto al trabajo que realiza la PGJ en el asunto, Moreno Arcos anotó que hasta el momento no se le ha notificado de la imputación que en su declaración hace el profesor Pioquinto Damián, pero sostuvo que desde que recibió la notificación de la balacera se encargó de establecer la comunicación con el fiscal Iñaky Blanco Cabrera.

"Desde el primer momento yo pedí que se abriera una investigación y que se buscara a los responsables, estuve en contacto con el procurador y seguramente así será hasta que el caso se resuelva".

La disposición a acudir a declarar en cuanto se le convoque, dijo que se sustenta en el refrán popular que señala: "El que nada debe, nada teme".