Dirigente priista reconoce error de pedir prueba de embarazo

Alberto Silva Ramos, dirigente del PRI en Veracruz, reconoció que haber mencionado de manera errónea “una palabra” desafortunada que provocó reacciones negativas.

Veracruz

Con la cara hinchada y el ojo izquierdo morado, el presidente del Comité Directivo estatal del Partido Revolucionario Institucional ofreció una disculpa pública por las declaraciones que el pasado martes realizara en el sentido de pedir como requisito a aspirantes a cargos de elección popular prueba de gravidez.

En conferencia de medios que convocó en las oficinas del PRI, Silva Ramos admitió su "error" que le generó críticas de la propia militancia priista.

Sin repetirla, reconoció haber mencionado de manera errónea "una palabra" desafortunada que provocó reacciones negativas, "Es por ello que quiero dar una disculpa pública por esta expresión desafortunada de mi parte, que no refleja de ninguna manera una postura personal ni mucho menos de partido".

El también diputado federal priista, llamó charla a la conferencia de prensa que dio el martes en un café de Xalapa y en la que habló de los exámenes de embarazo, "una reciente charla, con compañeros de los medios de comunicación, mencioné que se harían todas las pruebas necesarias a quienes aspiren a un cargo de elección popular en la intención de darle certeza a los ciudadanos sobre quienes buscarán el voto popular".

El dirigente priista, quien argumentó que el ojo morado fue por un mal golpe cuando jugaba con su hijo Emiliano, puntualizó que al PRI lo ha distinguido el apoyo que ha dado a las mujeres que militan en sus filas; ha sido un impulsor de la equidad de género y de la participación política de las mujeres, las priistas son sin duda "el mayor activo y la fortaleza de nuestro partido".