Dan entrada a desafuero de diputado Alfonso Miranda en Morelos

La solicitud es la segunda que esta dependencia presenta contra Alfonso Miranda Gallegos en los últimos seis meses.
Alfonso Miranda Gallegos.
Alfonso Miranda Gallegos. (Especial)

Cuernavaca

El pleno del Congreso del estado turnó a comisiones la solicitud de juicio de procedencia contra el legislador del Partido del Trabajo, Alfonso Miranda Gallego, responsable para la Fiscalía General del estado de los delitos de abuso de autoridad y ultrajes a la autoridad cometidos contra elementos de la Policía de Investigación Criminal, hace unos meses.

Por la tarde, los coordinadores parlamentarios del PRI, PAN, PRD, PVEM, Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano y Social Demócrata analizaron con sus asesores y a puerta cerrada la posibilidad de acelerar el procedimiento legislativo correspondiente, para desprenderle el fuero al legislador; sin embargo, contradicciones en la legislación estatal hicieron desistir a los diputados que –finalmente- se sujetaron a los procedimiento y tiempos originales, por lo que la determinación si procede dicha solicitud puede darse hasta en un mes.

La solicitud de desafuero planteada por la FGE es la segunda que esta dependencia presenta contra Miranda Gallegos en los últimos seis meses. La primera fue rechazada por los legisladores por "carecer de elementos", en tanto que la actual, que es solicitada bajo las mismas condiciones y delitos, requirió de mayor análisis y cuidado político, debido a que, en los últimos días, el Congreso estatal ha estado bajo asedio de los medios y de la opinión pública, debido a que Miranda y seis legisladores más fueron evidenciados como parte de una investigación federal por presuntos nexos con el crimen organizado.

Conocedor de que se gestaba la posibilidad de ser desaforado en las siguientes horas, Alfonso Miranda Gallegos, contra quien pesan otras siete denuncias por diversos delitos graves, entre ellos el secuestro y el homicidio, y una presunta vinculación con grupos de la delincuencia organizada, subió a la Tribuna del Congreso del estado, para informar que había acudido a la delegación de la Procuraduría General de la República para ofrecerse y preguntar si existía algún delito en su contra.

En su intervención aseguró que "metería las manos al fuego por sus compañeros diputados" y remató con la frase: "en este Congreso no hay delincuentes".

Al filo de las cuatro de la tarde, los legisladores llamaron a un receso y se retiraron a deliberar en privado. Uno de los temas fue la sustitución de la secretaria del Congreso estatal, y el otro, el desafuero de Miranda Gallegos.

El "breve receso" duró más de tres horas. Tras el análisis, los diputados tuvieron que recular en su intensión de acelerar el obligado proceso legislativo que en la ley se puede realizar hasta en 30 días, y desaforar a Miranda esta misma tarde. Sin embargo, los asesores les indicaron que un "olvido" de la presente legislatura dejó en la Constitución local dos artículos que se contraponen, luego de la reforma que retiró el fuero a diputados, alcaldes y regidores. Mientras la misma constitución retira el fuero a estos representantes populares, el mismo ordenamiento indica que para que estos servidores púbicos puedan ser juzgado, requieren de ser desprovistos de su fuero.

En el análisis, la dicotomía legal abría la posibilidad de que ante la contradicción, Gallegos podría solicitar el amparo de la justicia federal, por la violación de sus derechos.

Ante ello, fuentes consultadas por MILENIO dijeron que ahora los legisladores deberán –primero- armonizar la ley, y luego pensar en los siguientes desafueros, por lo que "habrá Miranda para rato".

Al respecto, la presidenta de la esa directiva del Congreso local, Lucía Meza Guzmán, negó que se haya pretendido acelerar dicho procedimiento, y en cambio, aseguró que los diputados del Congreso de Morelos respetarán los tiempos que impone la ley para resolver sobre un juicio de procedencia que es de "hasta 30 días".

El pleno del Congreso envío a la solicitud que entró al pleno, a la Junta Política y de Gobierno –integrada por todos los coordinadores parlamentarios- y ésta determinará su procedencia. En caso de aprobarla, será la comisión de Gobernacion y Gran Jurado la que dictamine. Si esta sigue siendo procedente, pasará al pleno, donde será votada, lo que daría paso a la instauración del juicio político, que de resultar votado por los legisladores, quitará el fuero a Miranda.

En entrevista, Mirada aseguró que es inocente de lo que se le acusa, y llamó a Fiscal "a poner a trabajar y a documentarse, porque se está resbalando".

También, durante la realización de la sesión, otro de los legisladores mencionados en un informe federal por sus presuntos nexos criminales, Ángel García Yáñez, anunció que acudiría a la PGR para ponerse a disposición de las autoridades federales, para que los delitos en los que supuestamente se le involucra, le sean confirmados, y en su caso, solicitar licencia para ser juzgado.