Dialogan normalistas con titular de la SEG

Titular de la Secretaría de Educación Guerrero, Silvia Romero Suárez, dialoga con Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero a puerta cerrada
Normalistas ingresaron a la residencia oficial Casa Guerrero para tomar parte de una mesa de trabajo con integrantes de la administración pública estatal
Normalistas ingresaron a la residencia oficial Casa Guerrero para tomar parte de una mesa de trabajo con integrantes de la administración pública estatal (Rogelio Agustín Esteban)

Guerrero

Representantes de las nueve normales públicas de Guerrero lograron la instalación de una mesa de diálogo con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien les señaló que no habrá plazas para los 700 egresados y que los 235 espacios nuevos tendrán que disputarlos entre más de seis mil aspirantes de diferentes instituciones.

Aproximadamente a las 12:20 horas del viernes 23 de mayo, una comisión de representantes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) ingresó a la residencia oficial Casa Guerrero para tomar parte de una mesa de trabajo con integrantes de la administración pública estatal.

Los recibió el gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien de acuerdo a los manifestantes estuvo acompañado de la secretaria de Educación Silvia Romero Suárez.

Ante ellos ratificaron la necesidad de que se garantice la liberación de 700 plazas de profesor para igual número de egresados.

También reiteraron su planteamiento de que las nuevas plazas se concursen únicamente entre las nueve normales públicas, lo que implica excluir a la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) y los Centros Actualización Magisterial (CAM).

La reunión se desarrolló a puerta cerrada, la respuesta del mandatario se dio a conocer tres horas después de que la comisión representativa ingresara a la casa de Gobierno.

El vocero del FUNPEG, dijo que el gobernador les recomendó estudiar para el examen de oposición, que no será exclusivo para las normales y eso implica que al concurso también se convocará estudiantes de otras instituciones.

Les señaló que no habrá 700 plazas porque solamente hay garantizados 235 espacios, lo que significa un no a la petición de plazas automáticas.

También les dijo que al mantener abierta la convocatoria habrá más de seis mil aspirantes concursando por uno de esos 235 nuevos espacios, de ahí que lo más recomendable sea prepararse bien para la evaluación.

Durante la espera los normalistas se ubicaron en las inmediaciones de la residencia oficial, no realizaron ningún bloqueo y al retirarse lo hicieron caminando por las avenidas del sector sur de Chilpancingo, sin embargo no lanzaron consignas, caminaron en silencio, molestos y sin asimilar del todo la respuesta del Ejecutivo local.