Marchan trabajadores de Iguala en silencio

La mayoría de los empleados eran del sector salud, sin pancartas, ni cartulinas y sin consignas. 

Iguala

Trabajadores de diversos sindicatos se dieron cita en el zócalo de Iguala para participar  en el tradicional desfile del Día del Trabajo, a diferencia de otros años cuando se reunían en la estrella de oro y portaban grande lonas donde iban inscritas sus demandas, hoy una que otra lona y casi marcharon en silencio, incluso unos trabajadores se salían del contingente para irse a descansar.

Hoy la cita fue en el zócalo, la mayoría de los trabajadores eran del sector salud, sin pancartas, sin cartulinas y sin consignas, así enfilaron en sentido contrario por la calle Bandera Nacional hasta llegar al final  y regresar por la avenida Vicente Guerrero, eran unos mil trabajadores de los sindicatos del SUTERM, del ISSSTE, SAGARPA, Jurisdicción Sanitaria Zona Norte, CSAEGRO, y Telefonistas.

Al inicio de la marcha solo una trabajadora dio lectura a documento de protesta  que hablaba de la ley televisa y de las reformas estructurales que viene impulsando el gobierno federal y dijo que están en contra.

A medida que fue avanzado el desfile del día del trabajo, desde el carro de sonido que encabezaba la protesta inicio con la arenga, incluso unas consignas no fueron repetidas por los trabajadores.

“De norte a sur, de este a oeste, ganaremos esta lucha cueste”, no somos uno, no somos cien, pinche gobierno cuéntanos bien”, “aplaudan, aplaudan no dejen de aplaudir, el punche gobierno se tiene que morir”, “en una jaula de oro pendiente de un balcón, se encuentra Peña Nieto chingando la nación”, fueron algunas de las consignas que coreaban solo los trabajadores del sindicatos de telefonistas.

Los demás contingentes de otros sindicatos solo desfilaban sin corear consignas y sin portar cartulinas con leyendas de protesta, incluso unos trabajadores ni siquiera llegaron a centro de la ciudad, se fueron saliendo de los contingentes discretamente.

El desfile siguió y exactamente frente a la Iglesia San Francisco de Asís, los contingentes fueron rompiendo formación hasta quedar en nada, no  hicieron mitin como otros años donde había oradores de los diferentes sindicatos y arengaban sus demandas.