Deudos marcharán; exigen identificación de cadáveres

De acuerdo con familiares, hay cuerpos sin reconocer de 30 personas, por lo que piden celeridad en el proceso, pues desean sepultarlos; entregan despojos de dos pasajeros.

Villahermosa

Familiares de una treintena de víctimas que faltan por identificar en Tabasco planean marchar hoy miércoles en Villahermosa para exigir que las autoridades aceleren los trabajos de identificación de los cuerpos o les informen qué ocurrirá con los cadáveres, ya que desean sepultarlos.

Reider Hernández Chablé, quien reclama los cadáveres de su hermano, cuñada y tres sobrinos, dijo que los familiares de los 30 fallecidos que faltan por identificar se citaron a las 10 de la mañana en la sede de la procuraduría estatal para marchar hacia la residencia oficial del Ejecutivo local, Arturo Núñez, o a la Secretaría de Gobierno.

"Van a salir de vacaciones y nos van a dejar tirados", señaló.

Hernández Chablé, de la comunidad indígena de San Carlos, Macuspana, dijo que ya tienen listas las seis bóvedas y la comunidad preparó los funerales, porque las autoridades les dijeron en un principio que tardarían 48 horas en hacer las pruebas a los cadáveres.

"Nos pidieron el número de teléfono en la declaración y al salir nunca nos hablaron. Nos enteramos que la directora del Semefo dijo que ya no hay nada, que lo que se pudo haber identificado se hizo ayer, que las pruebas de ADN se pueden hacer de 10 a 15 días o hasta seis meses", aseguró.

Aseguró que en el caso de ellos están dispuestos a recibir seis partes, pues de acuerdo con fotos que les mostraron, los cuerpos "se derritieron como si fueran un envase de plástico", pero lo que desean es hacer los funerales de sus familiares lo más pronto posible.

La Procuraduría tabasqueña informó que fueron entregados los cuerpos de los hermanos Eduardo y César García Herrera, quienes fueron velados en Villa Ocuiltzapotlán, una comunidad al norte de la capital; de acuerdo con la dependencia, faltan otros cuatro cadáveres por entregar, de los seis que fueron identificados por los objetos personales que portaban al momento de morir calcinados en un autobús de la línea de Transportes Huicho, cuando éste se estrelló contra un tráiler en la autopista Isla-Cosoleacaque.

Este martes, la PGJ dejó de recibir a los familiares de las víctimas que buscaban realizar una identificación y que no pudieron acudir el lunes.

En otros casos, como el de la estudiante de nombre Larissa Aline, se realizó una misa en el Instituto Tabasco, donde estudiaba la preparatoria.

El módulo de Información que la Procuraduría General Justicia de Tabasco había instalado desde el domingo para la atención a los familiares de los 35 fallecidos en el accidente ocurrido el pasado fin de semana en la carretera Tinaja-Cosoleacaque fue retirado.

Los familiares de los fallecidos se inconformaron, "ante la falta de seriedad", dijo Reyes Bautista, tío de una de las fallecidas:

La Procuraduría de Tabasco informó que el genetista Jovani Hernández Martínez se trasladó al Laboratorio de Genética Forense de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, con muestras de restos óseos de las personas que fallecieron en el accidente en territorio veracruzano, incluyendo las de un bebé.

Los familiares de los fallecidos se inconformaron "ante la falta de seriedad" de la dependencia porque retiraron el módulo de información.

Vigilarán a camioneros

Además, el Congreso del estado aprobó ayer, por unanimidad, exhortar al Congreso de la Unión para que instruya a la Secretaría de Comunicaciones y Transporte ejercer mayor vigilancia a concesionarios y permisionarios de pasajeros.

Estableció exigir a los prestadores de servicio que los autobuses cuenten con dos operarios y se les practique, tanto a estos conductores como a los de transporte de carga, examen médico y antidoping.

Se planteó ejercer mayor verificación, inspección y control en los transportes de carga, y que los conductores de vehículos de autotransporte aprueben los cursos de capacitación y actualización de conocimientos teóricos y prácticos.