Detiene Upoeg a director de SP y a 11 policías municipales

Luego de la desaparición del comandante regional, Ernesto Gallardo Grande, los preventivos y su director fueron trasladados hacia la comunidad de Las Mesas.

Chilpancingo

La Policía Ciudadana (PC) de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) detuvo al jefe de Seguridad Pública y 11 elementos de la Policía Preventiva Municipal de Tierra Colorada, tras un jaloneo en el que se generó la desaparición del comandante regional Ernesto Gallardo Grande.

Medardo Nava García, comandante de la PC de UPOEG en Tierra Colorada, explicó que la jornada del lunes 10 de noviembre, aproximadamente a las 18:20 horas llegaba a su domicilio particular cuando fue interceptado por una patrulla de la Policía Preventiva local.

Iba acompañado del comandante regional Ernesto Gallardo Grande, quien al percatarse de la acción policíaca en su contra entró rápidamente al domicilio de Medardo García, con la intención de ponerse a salvo.

Medardo fue agredido junto con su esposa e hijas cuando evitó que los preventivos alcanzaran a Gallardo Grande, hubo golpes y los preventivos municipales cortaron cartucho en su contra.

Durante 40 minutos se generó una discusión, al final los preventivos se retiraron sin detener a nadie.

Medardo García buscó a Ernesto Gallardo dentro de su domicilio y no lo encontró, razón por la que pensó que había corrido a ocultarse entre los cerros y esperó a que se comunicara, lo que no ocurrió.

Para la madrugada del martes hubo una movilización de policías ciudadanos en la cabecera, llegaron a la comandancia de la Policía Preventiva y detuvieron a Felipe Morales Miranda, director de Seguridad Pública y once elementos que intervinieron en los hechos, entre ellos César Santiago Cortés, Filemón de la Palma, Crescenciano Hernández Calvario y Margarito Rosas.

Los preventivos y su director fueron trasladados hacia la comunidad de Las Mesas, lugar en el que declararon que efectivamente, intervinieron en los hechos de las 18:00 horas del lunes.

El interrogatorio de los uniformados se hizo frente a funcionarios del ayuntamiento, ante los que reconocieron que tenían la orden de proceder en contra del operador de la UPOEG.

Durante parte importante de la jornada del martes se desarrolló un operativo de búsqueda, sin embargo, no hubo resultados positivos y el comandante Gallardo Grande seguía en calidad desaparecido.