Desprende viento techo de lámina de la alberca olímpica en Chilpancingo

No se reportaron lesionados, solo crisis nerviosas entre los jóvenes que practicaban diferentes disciplinas, quienes fueron resguardados por los instructores.
Archivo Milenio
(Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

La lluvia y el viento que se registró la tarde-noche del lunes en Chilpancingo arrancó las hojas de lámina que cubren los extremos de la alberca olímpica del polideportivo, lo que generó temor entre los practicantes que se ejercitaban en el lugar.

La precipitación comenzó al filo de las 19 horas y tuvo una duración aproximada de 15 minutos, estuvo acompañada de fuertes vientos y en algunas partes de la capital de Guerrero se reportó la caída de granizo.

Los encharcamientos fueron constantes, aunque la alerta principal se generó en la parte sur-poniente, donde se ubica el poli deportivo propiedad del gobierno estatal.

Los jóvenes que practicaban diferentes disciplinas, la mayoría bajo el cuidado de instructores fueron resguardados de la precipitación.

En donde se generó miedo en mayor proporción fue en la alberca olímpica, ya que las dos tapas de lámina que cubren el domo fueron arrancadas por los fuertes vientos, lo que provocó un gran estruendo al momento de su desprendimiento, caída y arrastre.

Aunque algunos alumnos sufrieron crisis nerviosas, los instructores los condujeron hacia las zonas de vestidores y muros, lo que bastó para evitar que alguien sufriera una lesión.

Al lugar se movilizó personal de la Cruz Roja, de Protección Civil y la Policía Preventiva Municipal.

El subsecretario de Protección Civil del gobierno estatal, Constantino González Vargas fue abordado en el sitio cuando coordinaba el reacomodo de las hojas de lámina.

Dijo que había encharcamientos en varios puntos de Chilpancingo, sin embargo la mayor afectación estaba principalmente en el polideportivo.