Hay 10 alcaldes bajo amenaza del crimen organizado en Guerrero

El edil de Cuetzala, Feliciano Álvarez Mesino despacha fuera de su municipio desde hace dos meses, pero dijo que si le asigna una escolta estaría dispuesto a despachar en su municipio.

Chilpancingo

Desde hace dos meses, el alcalde de Cuetzala, Feliciano Álvarez Mesino despacha fuera de su municipio, en tanto que otros diez jefes de cabildo enfrentan amenazas del crimen organizado en Costa Grande, Tierra Caliente y la región Norte de Guerrero.

Desde que fue precandidato a la alcaldía por el PRD Álvarez Mesino sufrió un secuestro de 18 días, tiempo en el que fue llevado hacia un punto de la sierra con la cabeza cubierta por un paño negro, viajó cuatro horas por una brecha de terracería, luego siete horas a más a lomo de macho, otras tres en una camioneta y finalmente arrumbado en una cabaña en la parte alta de la sierra madre.

Ya como alcalde ha enfrentado cinco intercepciones a manos de delincuentes, una en Iguala y cuatro en su municipio, en carretera se le ha hecho objeto de dos atentados a balazos y por eso decidió no regresar a Cuetzala, municipio ubicado en la ruta que va de la región Norte hacia la sierra.

Admite que su caso no es el único, su homólogo de Teloloapan, Ignacio de Jesús Valladares Salgado fue exhibido hace un año por la Familia Michiacana, organización que subió a internet un video en el que se compromete a nombrar un jefe policíaco que no afecte los intereses del grupo delictivo.

Otro primer edil que enfrenta una situación similar es Efraín Peña Damacio de Apaxtla de Castrejón, quien cuenta solo con el respaldo de cinco policías municipales, pues de los diez que le quedaban hasta mayo pasado cinco están sujetos a proceso, acusados de colaborar con la delincuencia.

El secretario general del PRD, Jesús Evodio Velázquez Aguirre sostiene que en realidad son diez los alcaldes que enfrentan amenazas del crimen organizado, declina hablar sobre los casos concretos, pero refiere que se ubican en la Costa Grande, región Norte y Tierra Caliente.

Si tuviera una escolta

El presidente de Cuetzala reconoce que un municipio no puede administrarse a distancia, pero en su caso admite que no ha tenido otra opción.

"El 26 de agosto, un grupo de hombres armados y encapuchados con ropa tipo militar me interceptaron en la carretera Cocula-Iguala; no sé de que grupo sería pero yo puse una denuncia ante el Ministerio Público", anotó.

La causa de la molestia en su contra, de acuerdo al primer edil es que a pesar de las presiones no ha dado su respaldo a ninguna organización criminal.

Declina hablar sobre el tipo de apoyo que le reclaman los delincuentes que operan en su demarcación, pero apunta: "A mi me han detenido, me han golpeado y las últimas dos veces me han tirado de balazos; la primera vez en la carretera y la segunda en mi casa, en la comunidad de Apetlanca".

Bajo esta circunstancia planteó: "Si me brindaran el apoyo personal como a otros alcaldes que tienen su escolta personal, pues yo estaría dispuesto a volver y despachar en mi municipio desde ahora mismo".

Antes de incorporarse a la actividad política, Feliciano Álvarez radicaba en los Estados Unidos, cada dos años regresaba para Cuetzala en las temporadas navideñas, acostumbraba regalar juguetes en la iglesia de la plaza central y fue por su popularidad que el PRD lo invitó a participar como candidato.

Ya instalado en la alcaldía sufrió el secuestro de una decena de policías preventivos en el mes de abril; dos aparecieron muertos en una casa de seguridad en Iguala y ocho permanecen desaparecidos.

El gobierno estatal ofreció 50 mil pesos de apoyo para las familias de los muertos y desaparecidos, el presidente lo comunicó de inmediato pero hasta la fecha el recurso no se libera, razón por la que indica: "Ahora los deudos me tienen como un mentiroso".

Recuerda que su homólogo del vecino municipio de Teloloapan tiene a su disposición una escolta asignada por la Procuraduría General de la República (PGR), insiste que si le asignan algo similar el regresa inmediato.

A un dos meses de fingir como alcalde, Feliciano Álvarez señala que ya valora la posibilidad de solicitar licencia, pues sus reclamos no se atienden y considera que su integridad está en una posición de riesgo.