Designan a nuevo rector de la UABJO

El académico e investigador Eduardo Bautista obtuvo 10 mil 867 votos y se convirtió en el nuevo rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

Oaxaca

El académico e investigador Eduardo Bautista obtuvo 10 mil 867 votos y se convirtió en el nuevo rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) en una jornada comicial donde hubo reclamos de fraude y se reportaron conatos de violencia entre estudiantes y porros.

Su más cercano competidor, Silvano Cabrera, descalificó al órgano electoral universitario y lo acusó de fraude, advirtiendo que la elección fue manipulada por el gobierno de Oaxaca.

La elecciones fue vigiladas por un despliegue policiaco, sin embargo, en la ciudad universitaria se reportaron brotes de violencia, cuando un grupo de porros ligados con Cabrera, intentaron ingresar a la sede la Ciudad Universitaria a las instalaciones de la Facultad de Arquitectura para robarse las urnas.

Al lugar arribaron elementos del cuerpo antimotines de la Secretaria de Seguridad Pública que resguardaron las instalaciones y el material electoral.

Ante el incidente, el conteo de votos casilla por casilla se realizó dentro de las escuelas a puerta cerrada.

Bautista ofreció una universidad donde se haga valer el orden y un plan de evaluación riguroso a docentes y alumnos para mejorar la calidad de la enseñanza de esa institución.

Afirmó que conoce los grandes problemas que padece la universidad y propone colocar a la institución como una de las mejores de México y del mundo.

Evidenció que los grandes problemas son la corrupción y la falta de una gestión adecuada del gasto, por lo que propuso para ello planes para generar métodos y esquemas de transparencia que incluso permitirán terminar con la discrecionalidad y el porrismo, "seré un rector que haga respetar los principios institucionales", afirmó.

Bautista se asumió como un conciliador con virtud capaz de sentar a todas las voces disidentes en la institución, porque no pertenece a ningún grupo y tiene la posibilidad de terminar con una tregua de trabajo la confrontación y las acciones que dañan la vida universitaria.

"Mi batalla sería generar acuerdos, consensos y diálogo para firmar acuerdos, treguas y pactos de civilidad que permitan terminar con los tiempos negros de la universidad tomada por voces disidentes, porque vamos a privilegiar la academia, sobre los intereses de grupo o de poder en la universidad", explicó.

"Los ejes de mi plan de trabajo en la UABJO buscan la calidad académica para los estudiantes, los profesores y los trabajadores, en mi gestión ningún sector debe estar excluido de esta primicia. Seguido de la modernización administrativa y la gestión escolar para terminar con trámites engorrosos y la burocracia. Porque la UABJO necesita estar a la altura de mejores del país y del mundo", afirmó.

Respecto la matrícula, informó que ese es uno de los grandes retos de la universidad pública, dijo que para responder con la vocación social, debe de ser sensible ante estas demandas, considerando la disposición de recursos, infraestructura y de profesores.

"No solo es la apertura indiscriminada de la misma, sino ofrecer a los que podemos atender profesores y espacios de calidad además de condiciones de estabilidad, para remontar primero los últimos lugares en lo que se encuentra nuestra universidad pública en Oaxaca. Lo que no merecemos por que en muchas áreas hay sacrificar y entregar para mejorar los servicios que se prestan".

En cuanto al tema del porrismo, afirmó que el problema se terminará cuando acabe la corrupción interna en la UABJO.

Dijo que es momento que la UABJO mande señales claras a la sociedad que los universitarios pueden resolver sus diferencias de forma civilizadas y en apego a la ley dando un ejemplo de democracia.