Descartan padres de los 43 realizar búsqueda en Carrizalillo

El vocero de los padres de los desaparecidos, Felipe de la Cruz, señaló que esperarán a que sea la PGR la que investigue, haga las pruebas de ADN y las compare con las que ellos entregaron.

Chilpancingo

Padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala desestimaron la posibilidad de ir a Carrizalillo para buscarlos en fosas clandestinas, pues esperarán a que haya una compulsa de los cuerpos encontrados en dicho ejido y las muestras de ADN que ya entregaron a la Procuraduría General de la República (PGR).

Felipe de la Cruz, vocero de los padres agraviados por los ataques del 26 de septiembre de 2014, explicó que fue hasta el medio día del miércoles 4 de noviembre cuando se reunieron para hablar en torno al ofrecimiento hecho por los ejidatarios de Carrizalillo, quienes manifestaron su apertura para que acudan a revisar las zonas en que Modesto Peña López, supuesto integrante de Guerreros Unidos (GU) les señaló la existencia de fosas clandestinas con restos humanos.

La reunión se desarrolló a puerta cerrada en las instalaciones de la Normal Rural de Ayotzinapa, luego de que los padres regresaran de visitar sus lugares de origen para entregar las ofrendas a sus muertos.

Los habitantes de Carrizalillo recuerdan que la madrugada del sábado 27 de septiembre del año pasado, a pocas horas de los ataques en Iguala hubo un movimiento inusual de gente armada, quienes utilizaron maquinaria pesada y se robaron el material que Goldcorp había facilitado para repavimentar el acceso principal del pueblo.

"Comentamos ese tema, acordamos que ese es un trabajo que debe realizar la Procuraduría General de la República (PGR), ellos tiene que hacer la búsqueda, recuperar lo que se encuentre y analizar las pruebas de ADN que nosotros ya entregamos", dijo Felipe de la Cruz.

Una vez que la PGR haga la compulsa de los restos que encuentre con las muestras de ADN que los padres ya aportaron, se reunirán con los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Especialistas Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para efecto de tomar una decisión al respecto.

En estos momentos desestimaron la posibilidad de secundar la invitación que hicieron los ejidatarios de Carrizalillo.

Reiteró que la pretensión de los padres es buscar a los jóvenes en vida, ya que hasta el momento no existe ninguna prueba científica de que hayan sido asesinados, como sostiene la versión oficial de la PGR.