Descarta Aguirre Rivero el desperdicio de apoyos

El contralor general acusó a los medios de manipular las imágenes de las toneladas de víveres halladas; solo reconoció que hay en el patio del DIF 127 cajas de cereal y 25 de café, 75 botes de ...
El titular de la Contraloría, Antonio Arredondo, dijo que los reporteros tomaron las fotografías como les convino.
El titular de la Contraloría, Antonio Arredondo, dijo que los reporteros tomaron las fotografías como les convino. (Rogelio Agustín Esteban)

Guerrero

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, rechazó que hayan sido tiradas o desperdiciadas las despensas que fueron enviadas para los damnificados por la tormenta tropical Manuel y dijo que esperarán realmente a ver cuál es el inventario y el reporte real, “porque muchas veces también se distorsionan las cosas”.

Reiteró el mandatario estatal que si es necesario habrá despidos, que se fincará responsabilidad y se aplicará la ley contra quienes resulten responsables por no haber repartido las despensas.

En entrevista al término de la toma de protesta del Comité Estatal del Combate a los Incendios Forestales, el gobernador perredista subrayó que la Contraloría General del Estado está haciendo las investigaciones correspondientes.

“En la situación del DIF, el contralor (Antonio Arredondo Aburto) ha dado un informe sobre esa situación, y obviamente si hay alguna una responsabilidad se les fincará responsabilidad, y tendrá que aplicarse la ley”, dijo en el poblado El Arenal, a un costado de la Laguna de Tres Palos, en Acapulco.

—¿Habrá despidos?

—Si es necesario, sí, por supuesto, los habrá (los despidos), no he tenido informes totales de lo que ha investigado el contralor, no he tenido oportunidad de conocerla (la indagación), seguramente hoy me pasará el reporte.

—El coordinador de los diputados perredistas, Silvano Aureoles, dijo que era una ingratitud no repartir las despensas, ¿qué opinión le merece?

—Tiene toda la razón, no he leído su declaración, yo también hago la condena, nada más que esperemos realmente a ver cuál es el inventario y cuál es el reporte real, porque muchas veces también se distorsionan las cosas.

Aguirre Rivero aclaró que los patios de las instalaciones de la villa del DIF es un sitio donde se empaquetan todos los días despensas, y que obviamente tienen que ser distribuidas a lo largo y ancho del estado.

Reconoció que en ningún momento se ha tirado a la basura o desperdiciado cualquiera de las despensas que opera el DIF Guerrero.

ADVERSARIO POLÍTICO

En tanto, el contralor general del estado, Antonio Arredondo Aburto acusó a la prensa de manipular las imágenes relacionadas con las toneladas de víveres encontradas en un patio del DIF-Guerrero, solo reconoció la existencia en el lugar de 127 cajas de cereal y 25 de café, además de 75 botes de mayonesa y 200 latas de leche condensada, lo cual fue anotado en un reporte de un notario público.

Para el funcionario estatal lo demás nunca existió, la denuncia hecha inicialmente por los adultos mayores del club Los Años Maravillosos fue provocada probablemente por algún adversario político del gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Desde la noche del pasado jueves la Contraloría General del estado anunció que estaría presente en las instalaciones del DIF para verificar lo que en realidad había de la ayuda enviada para los damnificados.

Se anunció la presencia de la delegada estatal de la Cruz Roja, Susana Palazuelos, como testigo de honor; sin embargo, no acudió, y Arredondo Aburto recorrió el lugar solo.

No se avisó a los medios de comunicación sobre la visita del contralor, pero tampoco se les negó el acceso, cuando los pocos que llegaron entraron al lugar encontraron un escenario completamente diferente: ya no había paquetes de leche, despensas, arroz, frijol, agua, dulces, sopas instantáneas, alimentos para mascotas ni productos perecederos.

“Aquí no había miles de despensas, eran solo unas latas, pero los reporteros les tomaron las fotografías como les convino, no cabe duda que adversarios políticos se encuentra uno todos los días”.

El contralor aclaró: “No estoy defendiendo a nadie; va a haber responsables, pero será de acuerdo con lo que se echó a perder y de acuerdo con los productos que existen, aquí está lo que hay, hay que puntualizar que son latas y no son miles de toneladas de despensas, ni modo que movieran tantas toneladas en un día”.

Finalmente, las 95 familias desplazadas de Azinyahualco, comunidad perteneciente a Chilpancingo, solicitaron el envío de las despensas que permanecen abandonadas en los patios del DIF-Guerrero, para aprovechar lo que todavía no se echa a perder.