Pobladores evitan desarme en El Ocotito

Elementos de la Marina y el Ejército fueron interceptados por más de mil habitantes de Tierra Colorada que frenaron el despojo de las armas de la policía ciudadana que opera en la zona del Valle.

Elementos de la Marina y del Ejército que circulaban hacia la comunidad del Ocotito fueron interceptados por más de mil habitantes de la cabecera municipal de Tierra Colorada, que impidieron el desarme de la policía ciudadana que opera en la zona del Valle.

Después de que habitantes del Ocotito expulsaron a 20 unidades del Ejército estas se replegaron en el tramo carretero que va hacia el puerto de Acapulco y no pudieron atravesar la cabecera municipal de Tierra Colorada donde la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) instaló una comandancia regional desde marzo de 2013.

Antes de las 11:00 de la noche los vecinos de la carretera municipal fueron alertados de la circulación de camiones tipo DINA que trasladaban personal de la Marina y ejercito provenientes del puerto de Acapulco por que salieron de sus casas, caminaron hacia la carretera federal para concentrarse en la comandancia de la unión de pueblos.

Todos iban desarmados y gritaban los "pueblos unidos jamás serán vencidos" en señal de respaldo hacia sus vecinos del Ocotito.

Las unidades militares abandonaron el municipio circulando en dirección hacia el puerto de Acapulco.

Tanto en Ocotito como en Tierra Colorada los vecinos acordaron mantener puestos de vigilancia a orillas de carreteras para evitar el paso de las corporaciones policíacas y militares.

La coordinación de la UPOEG precisó que lo que se vive en esa parte de Guerrero no es una autodefensa sino un movimiento social contra la delincuencia.