Desalojan reserva ecológica en Morelos; 12 detenidos

Tras la acción de la policía, varios sujetos bloquearon una avenida, intentaron retener a un trabajador municipal y prender fuego a un camión de la empresa Nissan, sin embargo fueron detenidos por ...

Jiutepec

Doce personas detenidas y un total de 70 familias expulsadas de la zona ecológica conocida como El Texcal, fue el resultado del segundo desalojo de asentamientos irregulares en esta reserva de la biósfera, solicitada por las autoridades comunales del poblado de Tejalpa, ubicado en este municipio a unos tres kilómetros al oriente de la capital del estado de Morelos.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del gobierno de Morelos desplazó a más de 200 elementos policiacos para intervenir en el desalojo de las familias asentadas irregularmente, y con el propósito de “formar escudos de protección e impedir enfrentamientos entre las autoridades, comuneros y familias asentadas de manera irregular en esta zona natural”.

Martín Meraz Cuevas, comisariado de bienes comunales de Tejalpa, informó que el apoyo de las autoridades estatal fue solicitado en base a que 90 de 250 hectáreas de El Texcal, están siendo afectadas por asentamientos irregulares quienes contaminan los mantos friáticos, talan de forma clandestina los árboles y saquean la flora y fauna desde hace varios años.

La zona ecológica conocida como El Texcal, es un parque natural que al mismo tiempo es la zona más importante de recarga de agua de la zona metropolitana del estado, con una superficie de 258 hectáreas de selva baja caducifolia.

En el lugar se encuentra la Laguna de Hueyapan que cuenta con pozos de agua potable, los cuales abastecen las colonias de Jiutepec, es decir a un estimado de 200 mil familias.

Desde hace más de dos décadas, esta zona comenzó a poblarse de forma irregular; diversas extensiones de terrenos fueron vendidas de forma ilegal lo que contribuyó al crecimiento de los asentamientos irregulares que poco a poco exigieron a las autoridades la introducción de servicios.

A petición de las autoridades comunales, la Secretaría de Desarrollo Sustentable, con apoyo de la policía estatal en la denominada prolongación Josefa Ortíz de Domínguez, realizó este jueves el segundo desalojo en los últimos meses, lo que originó descontento y ataques a los uniformados por parte de las familias desalojadas, quienes quemaron algunas de las viviendas de lámina y cartón y extendieron su protesta hasta la zona urbana, donde bloquearon por algunos minutos el bulevard Cuauhnáhuac, la vía más grande de comunicación entre la ciudad de Cuernavaca y la zona oriente del estado.

El subsecretario de Gestión Ambiental Sustentable, Iván Fernández Galván, reiteró el llamado a la personas para no dejarse engañar y comprar terrenos dentro de El Texcal, ya que es un acto ilegal, adelantando que estos operativos agrarios continuarán, para rescate de la reserva ecológica de Morelos.

Mientras tanto, el municipio de Jiutepec, oficializó la tarde de este jueves, que un total de 12 personas fueron detenidas tras bloquear el bulevard Cuauhnáhuac e internar quemar un camión propiedad de la empresa Nissan, en represalia al desalojo perpetrado por la autoridad. Además, los rijosos buscaron retener a un trabajador del municipal.

“Al evaluar las condiciones de la protesta, identificaron a un reducido número de sujetos que, portando como distintivo un paliacate amarrado al brazo, cabeza o utilizado como pasamontañas, retuvieron a un trabajador del Ayuntamiento de Jiutepec, al que amarraron y amagaban con rociarlo con gasolina para prenderle fuego”, explica el comunicado oficial.

Agrega que, al mismo tiempo, estos sujetos a quienes los manifestantes del Texcal desconocieron como vecinos suyos, secuestraron un tráiler de la empresa Nissan Mexicana, al que de igual forma amenizaban con incendiar.

Ante la situación, la SSP estatal evaluó necesario iniciar el operativo para liberar al empleado municipal y detener a quienes de forma violenta, pretendían atentar contra la integridad de personas y bienes materiales en la vía pública.

Al iniciar el operativo, las personas que se manifestaban con un bloqueo a la circulación del Boulevard Cuauhnáhuac, por su propia voluntad, se retiraron del lugar, por lo que no hubo necesidad de que la fuerza pública los disuadiera.

En cambio, el reducido grupo de sujetos violentos y no identificados, recibió a los elementos de las corporaciones estatal y municipal con proyectiles improvisados con piedras, palos, machetes y objetos contundentes.

En la operación resultaron detenidos y puestos a disposición, diez hombres y dos mujeres, junto con las armas blancas que les fueron aseguradas. El trabajador liberado se encuentra rindiendo su declaración ante las autoridades correspondientes.