Desaloja Policía Federal tres puntos carreteros en el Istmo

Un grupo de profesores de la CNTE recibieron a pedradas y con gas molotov a los elementos de la PF, en el municipio de Santo Domingo Zanatepec.

Oaxaca

Las fuerzas federales y estatales de seguridad lograron despejar al menos tres puntos carreteros en la zona del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca que estaban bajo control de un grupo de profesores de la sección 22 de la CNTE y organizaciones aliadas.

Los inconformes mantenían bajo su control desde hace 36 horas unas 50 pipas e impedían que estas ingresaran a la refinería "Antonio Dovalí Jaime" de PEMEX para despresurizarla ante el riesgo de contingencia por una fuga de gas.

Los docentes tenían el control de 37 ejes carreteros en la zona de la costa del Istmo de Tehuantepec, el valle central y la Mixteca, con la incursión policiaca se desactivan ocho bloqueos.

Uno de los enfrentamientos más intenso se reportó en el municipio de Santo Domingo Zanatepec, donde los manifestantes recibieron a pedradas y con gas molotov a los federales.

El secretario de seguridad pública del estado, Jorge Ruiz, informó que inicialmente los elementos de la Policía Federal comenzaron el desalojo de los disidentes del magisterio que bloqueaban la carretera panamericana.

El funcionario estatal indicó que la fuerza de tarea logró abrirse paso registrándose un roce con los inconformes que optaron por replegarse y dispersarse.

Más tarde se reportó un segundo enfrentamiento a la altura del canal 33 en las inmediaciones del municipio de Ciudad Ixtepec.

Los elementos de seguridad estatal y federal buscan despejar los tramos tomados hasta arribar a la Ciudad de Salina Cruz a donde buscarán la recuperación de una 50 pipas que también tienen bajo su control docentes de la sección 22 y tienen que ser utilizadas para despresurizar la planta petroquímica de Pemex en Salina Cruz.

En tanto en Juchitán de Zaragoza, docentes que mantienen el bloqueo de la carretera lograron capturar como rehén a un soldado que acusaron de infiltrado y amenazaban con lincharlo.