Gobierno de Sonora exige a minera reparar daños

El gobernador Guillermo Padrés afirmó que llegarán "hasta las últimas consecuencias" contra la empresa Grupo México por el derrame de ácidos en los ríos Bacanuchi y Sonora.
Unos 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico fueron derramados en el río Sonora, lo que ha afectado al menos a 11 municipios.
Unos 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico fueron derramados en el río Sonora, lo que ha afectado al menos a 11 municipios. (Cortesía Profepa)

Ciudad de México

El gobierno de Sonora se asegurará que la empresa minera Grupo México sea sancionada y repare los daños causados por el derrame de casi 40 mil metros cúbicos de de solución ácida en los ríos Bacanuchi y Sonora, así como de la presa El Molinito, afirmó el gobernador Guillermo Padrés.

Informó que se harán demandas ciudadanas para exigir a la minera resarcir los daños a los ganaderos, así como a personas afectadas en su salud; además de los terrenos contaminados.

"Llegaremos hasta las últimas consecuencias para defender los intereses de los ciudadanos", dijo el gobernador Guillermo Padrés en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

"Buscar todas las sanciones que merece esta empresa por el daño a esta zona tan bonita de Sonora".

"Es una cuenca de la que vivimos muchos, yo me incluyo, hemos sido ganaderos por muchas generaciones en esa zona".

Dijo que se están organizando con alcaldes y productores ganaderos para exigir a Grupo Mëxico que repare los daños ecológicos.

Guillermo Padrés señaló que su gobierno trabaja en coordinación con el federal para resolver la "catástrofe" y asegurarse de que no haya ningún metal pesado ni contaminación en los pozos.

Explicó que la Comisión Nacional del Agua informará el viernes si hay posibilidades de liberar el cerco que se estableció en los ríos y la distribución de agua para consumo humano y otras actividades.

"Esperamos que para el viernes o el sábado ya puedan empezar a producir y usar el agua potable", dijo.

Afirmó que la prioridad es llevar víveres a las más de 22 mil personas de las zonas afectadas y verificar que no estén contaminadas las fuentes de abastecimiento de agua.

"Atendemos el reclamo justo de la gente de las actividades económicas de la gente como ordeñar, sacar sus productos", dijo.