Derrame deja sin agua a 500 mil en Tabasco

La situación está controlada y no afecta a plantas potabilizadoras, asegura Pemex. Reconoce edil de Villahermosa que no hay alarma; suspenden clases en la capital del estado.
Personal de Pemex recorrió el cauce del río Teapa.
Personal de Pemex recorrió el cauce del río Teapa. (Especial)

Tabasco

La alcaldía de Villahermosa, Tabasco, decidió cerrar ayer tres plantas potabilizadoras que abastecen al menos a 500 mil personas para evitar que los equipos se vean afectados por la entrada de crudo; sin embargo, Petróleos Mexicanos asegura que no hay presencia de hidrocarburos en las tomas y que la situación está focalizada solo en una parte del río Teapa.

El pasado domingo una toma clandestina en el oleoducto de ocho pulgadas Agave-Entronque Sitio Grande, en la carretera Villahermosa-Teapa, provocó un derrame que afectó los ríos Teapa, La Sierra y Grijalva en su desembocadura con el Golfo.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) el tema fue analizado ayer por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, cuyos integrantes realizaron recorridos por los afluentes afectados.

Aunque las autoridades de Villahermosa reconocieron que desde el domingo tuvieron conocimiento de la situación que prevalecía en el río, solo hasta las cinco de la tarde del pasado lunes fueron cerradas las plantas potabilizadoras de Pueblo Nuevo y Parrilla, en tanto que la de Villahermosa hasta ayer a las 8 de la mañana.

La decisión del cierre sorprendió a miles de personas que no alcanzaron a llenar recipientes debido a que el aviso fue emitido en la madrugada; desde hace dos semanas, Villahermosa registra temperaturas superiores a 40 grados a la sombra.

El alcalde, Humberto de los Santos, destacó que al menos medio millón de habitantes resultarán afectados si la planta potabilizadora Villahermosa continúa detenida, aunque reconoció que la situación no es alarmante, ya que muchas viviendas cuentan con tinacos y cisternas.

Por ello, pidió a Pemex que informe si ya no hay derrame y acepte su responsabilidad, que haga el trabajo que tiene que hacer, "dar información real para dimensionar el tamaño del problema, porque si no lo hace, no podemos actuar y se creará un problema más grande; además, la Procuraduría General de la República debe investigar quiénes están cometiendo estos delitos que ya afectan a los ciudadanos".

El edil estimó entre 36 y 48 horas el tiempo para que se regularice el suministro de agua potable en la capital a partir de que se pongan en marcha las plantas potabilizadoras, lo que depende en buena medida de la respuesta que dé Pemex al respecto.

Destacó que se rentarán algunas pipas y darán prioridad a los hospitales, aunque la mayoría de la gente puede acudir en busca de agua a la segunda gran planta de la capital del estado, la del río Carrizal, que abastece al norte y poniente de Villahermosa.

Respecto a la escasez de agua en la capital, el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, señaló que es producto de la situación en la entidad.

"Lamento mucho que ocurran estas cosas, pero son propias de las circunstancias que vive el estado. Lo que estamos haciendo es evitar que la población tome agua para preservar su salud, y cuidar las instalaciones para que los materiales contaminantes no afecten los motores y vayamos a estar sin líquido más tiempo."

Sobre el tema, Pemex destacó que técnicos especializados continúan atendiendo el derrame de hidrocarburo.

"Debido a la presencia de iridiscencias en el río Teapa, se continúa trabajando en la contención y recolección del producto mediante la colocación de barreras y cordones oleofílicos, con el apoyo de bombas de succión y pipas.

"Como medida preventiva se colocan barreras adicionales alrededor de las plantas potabilizadoras ubicadas sobre el afluente", indicó.

Pemex indicó en un comunicado que en un recorrido de supervisión sobre el cauce del río Teapa "se constató que no hay presencia de hidrocarburo en la boca toma (de agua) de dichas plantas potabilizadoras ubicadas en Torno Largo segunda sección y Gaviotas Sur".

Destacó que el derrame no ocurrió directamente al río, sino que escurrió hacia el afluente, afectando principalmente una propiedad privada a la altura de la ranchería Hueso de Puerco, en el municipio de Jalapa.

Finalmente, el gobierno de Tabasco informó en un comunicado que se suspenden las clases este miércoles en todos los niveles educativos únicamente en la capital del estado, afectada por la falta de agua debido al cierre de tres plantas potabilizadoras, tras el derrame ocurrido el pasado domingo.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]