Temen familiares deportación del pastor Josemar Flores a Bolivia

El Cuarto Tribunal Unitario de Circuito Penal estableció una pena de cuatro años de tratamiento psiquiátrico a religioso, pues mostró alteraciones mentales. En el 2009 intentó secuestrar un avión, ...
El pastor Josmar Flores Pereira.
El pastor Josmar Flores Pereira. (Especial)

Cancún

Familiares del pastor Josmar Flores Pereira, quien en 2009 anunció el secuestro de un vuelo de Aeroméxico en Cancún, dijeron que temen que sea deportado a Bolivia, su país de origen, luego de que un Tribunal ordenó su excarcelación fue llevado a un centro del Instituto de Migración en Cuernavaca.

El martes pasado el Cuarto Tribunal Unitario de Circuito Penal estableció una pena de cuatro años de tratamiento psiquiátrico a Josmar –debido a que mostró alteraciones mentales-- y cerró el caso.

Sin embargo, dejó en manos del Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial de Ayala, Morelos la decisión de mantener el tratamiento psiquiátrico y definir si lo hará en un hospital o en su casa. Finalmente se optó por turnarlo al Instituto Nacional de Migración.

Elisa Melgar, esposa del predicador, quien viajó de Cancún a Morelos para encontrarse con su marido, dijo que Flores Pereira nunca se nacionalizó como mexicano, a pesar de que ella lo hizo y registró en el país a sus tres hijos.

La mujer dijo que como su esposo no salía preguntó y por la noche le informaron que el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial, habían iniciado trámites para enviarlo a la estación de Migración en Cuernavaca la noche del jueves.

El boliviano fue detenido el 9 de septiembre de 2009, luego de que durante el vuelo de Aeroméxico de Cancún al Distrito Federal, anunció a la tripulación, poco antes del aterrizaje que tenía en su poder una bomba que explotaría si no llamaban a los medios de comunicación.

Cuando fue detenido, Josmar declaró que su propósito era llamar la atención pública y pedir al presidente Felipe Calderón –quien a la sazón gobernaba-- un llamado de unión a los mexicanos, "porque está próximo un terremoto que devastaría a la ciudad de México."

El pastor en realidad no llevaba la anunciada bomba, sino dos latas de refresco y dos focos envueltos en calcetines y papel metálico. Pero su anuncio sembró el pánico en la tripulación y el pasaje, pues tras amenazar a la tripulación, tomó un altavoz y lo anunció desde el frente del avión.

Al ser procesado, preso en el Reclusorio Oriente, fue condenado dos ocasiones a más de siete años de prisión por secuestro y ataque a las vías generales de comunicación. Las dos veces apeló. Las últimas solicitó y obtuvo amparo.

Finalmente el Cuarto Tribunal Colegiado del Primer Circuito en el Distrito Federal, lo declaró enfermo mental e inimputable de delito y recomendó internarlo para rehabilitación psiquiátrica.

La sentencia de la causa 420/2013 estableció también que la estadía de cuatro años bajo tratamiento, fue cumplida y debía ser excarcelado, salvo la opinión del Centro Federal de Rehabilitación.

La misma resolución concedió amparo a Josmar y el Cuarto Tribunal determinó que la sentencia debía contarse a partir de su captura en 2009 y no desde 2012, cuando fue declarado inimputable. La sentencia de siete años en el Reclusorio Oriente, fue anulada.