Denuncian a arzobispo de Oaxaca de cubrir casos de pederastia

El clérigo Apolonio Merino Hernández de la iglesia de la comunidad mixe de Camotlán, dijo que buscará una audiencia con el Papa Francisco para presentarle pruebas de estos actos.

Oaxaca

El arzobispo de la entidad, José Luis Chávez Botello fue acusado de proteger a sacerdotes de iglesia local acusados de cometer presuntos actos de pederastia.

La denuncia la hizo el clérigo Apolonio Merino Hernández de la iglesia de la comunidad mixe de Camotlán quien dijo que fue suspendido de sus funciones sacerdotales junto con el padre Ángel Noguera Nieto por haber hecho la queja contra el sacerdote Gerardo Silvestre Hernández, quien enfrenta un proceso penal por el presunto abuso sexual de 45 niños indígenas.

"A mi haber denunciado el abuso sexual contra los menores me costo haber dejado la sotana, ya que fui suspendido por orden del arzobispo Chávez Botello".

Merino Hernández, denunció que el pasado 7 de agosto recibió la notificación de suspensión de sus funciones al violar el celibato al formar su propia familia con una mujer que era trabajadora de su parroquia.

Sin embargo el quejoso consideró que el celibato ya no funciona para los sacerdotes de la iglesia católica, ya que en la grey católica hay más sacerdotes con amantes, esposas y concubinas.

El sacerdote decidió denunciar el atropello de la Iglesia católica y exigir justicia para los niños indígenas que han sido víctimas de abusos sexuales por parte de gente cercana y protegida por el arzobispo José Luis Chávez.

Incluso, anunció que en la próxima visita a México del Papa Francisco, buscará una audiencia para presentar las pruebas que tienen contra al arzobispo por los actos de pederastia y por ejercer un mandato de represión a sus opositores que versa en amenazas de muerte.

Calificó como una injusticia la represión eclesial cometida en su contra porque su único pecado fue decir y denunciar la verdad acerca de los excesos del sacerdote Silvestre Hernández como presunto responsable de violación a menores.

Acusó al Arzobispo de estar protegiendo al implicado en los delitos de pederastia y dijo desconocer los motivos.

"También Chávez Botello ha ejercido sobre mi persona violencia institucional, amenazas, intimidación, hostigamiento y peor aún, ha vendido la idea que soy enfermo mental".

Detalló que como sacerdote cumplió 13 años prestando sus servicios en las parroquias de San Juan Bautista Lo de Soto, Juchatengo, Zoochila, Yucutindó, Ixcatlán y Camotlán.

En enero de 2014, organizaciones sociales y civiles difundieron un desplegado donde le demandaban a la Santa Sede en el Vaticino y al Cardenal Norberto Rivera "extirpar de raíz los casos pederastia que se protegen en Iglesia de Oaxaca.