Denuncian a ex funcionarios de Oaxaca por venta de plazas

Según el sindicalista Marcelino Coache, ex funcionarios del Ayuntamiento de Oaxaca vendieron alrededor de 100 plazas en hasta 120 mil pesos.

Oaxaca

La Contraloría del Municipio de Oaxaca presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) contra los ex directores de Administración y de Recursos Humanos, Ramón González,  y el ex Jefe de Personal en el gobierno de ex presidente municipal, Candelario Hernández Díaz, por el delito de  abuso de autoridad y venta ilegal de plazas en su modalidad de fraude.

La indagatoria fue presentada junto a  un video que fue difundido en las redes sociales, donde se exhibe a los ex funcionarios recibiendo el dinero de la venta de una plaza.

En el video grabado con un celular se observa a Hernández Díaz recibiendo la cantidad de 100 mil pesos en efectivo como pago de una plaza.

Además de Hernández, se implica  en la venta de plazas  a Domingo Ramón González, ex director general de Administración, y a José Mario Vives Guerrero, director de Recursos Humanos del mismo ayuntamiento,  y al líder del sindicato autónomo, Fortino Cruz.

 

El líder del Sindicato Libre de Empleados y Trabajadores del Ayuntamiento de la Ciudad de Oaxaca, Marcelino Coache Verano, denunció que las plazas que vendieron se entregaron a personal de confianza del gobierno municipal que no contaba con las bases ni antigüedad laboral suficiente.

 

Coache agregó que se repartieron al menos 100 plazas con un costo de entre 100 y 120 mil pesos, para las nuevas, y las re categorizaciones  en 20 mil pesos.

El líder gremial advierte que además de configurarse un delito de orden penal, se violentó los contratos colectivos de trabajo, los convenios intermunicipales y la ley federal del trabajo, además de la ley del servicio civil de carrera.

 

Por su parte el alcalde del municipio de Oaxaca, Javier Villacaña, confirmó que tenía conocimiento del tráfico y venta de plazas a trabajadores del Ayuntamiento durante el anterior gobierno de la ciudad, por lo que cuando se tuvo la evidencia contra los responsables se ha iniciado un proceso de investigación en la Contraloría Municipal.