Denuncian enfermedades por estancamiento de agua en Tixtla

Habitantes del barrio del santuario protestaron frente a Palacio de Gobierno por la lentitud en trabajos de desazolve en dicha laguna, pues ya hay casos de sarna, enfermedades gastrointestinales y ...

Guerrero

Habitantes del barrio del santuario señalan que ya hay enfermedades provocadas por el estancamiento del agua de la Laguna Negra en Tixtla, lo que los ha movido a impulsar acciones de protesta ante la lentitud en los trabajos de desazolve.

Armando Morales, representante del Consejo Ciudadano de Damnificados de Tixtla, señaló que el barrio del Santuario es uno de los más afectados por el desbordamiento de la Laguna Negra, razón por la que sus vecinos se volcaron sobre las instalaciones de palacio municipal la noche del domingo 6 de octubre.

Desde la mañana se les había ofrecido una reunión con autoridades estatales, sin embargo, caía la noche se les informó que el encuentro no se daría, pues los funcionarios contactados tenían asuntos más prioritarios que atender.

Fue entonces que se trasladaron hacia el primer cuadro de la ciudad, tomaron por algunas horas el ayuntamiento y forzaron la instalación de una mesa de diálogo.

El representante señaló que en las colonias afectadas por la inundación de la Laguna Negra hay mucha preocupación, pues a tres semanas del desbordamiento ya existen casos de sarna, enfermedades gastrointestinales y temen que se vaya a presentar un brote de cólera.

También muchos vecinos registran irritaciones en los ojos y no reciben la atención correspondiente por parte del sector salud.

Reconoció que se han observado algunas brigadas de médicos y enfermeras en la cabecera municipal, sin embargo trabajan sobre áreas específicas, pero no en donde se tiene la situación más critica.

“Mucho nos tememos que por este lado de la ciudad, donde todavía tenemos el agua hasta arriba no se han preocupado”, apuntó.

Reconoció que para que la laguna se desbordara tuvieron que pasar muchos años de descuido, en ello intervinieron las omisiones de la propia población y reconoció que la verdad no se puede ocultar, sin embargo insistió en la necesidad de que se desfogue cuanto antes la cantidad de líquido estancado.

Indicó que los afectados han buscado diferentes alternativas para dar salida al agua, entre ellas están los trabajos de limpieza de los resumideros naturales que tiene la laguna, sin embargo se requiere de una participación más decidida de las autoridades.