Denuncian ecocidio para construir hoteles en Playa del Carmen

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental cuestionó la validez de de permisos aprobados por la Semarnat para construir hoteles los últimos 12 años.
Según datos del Inegi el promedio anual de pérdida de manglares es de 10 mil hectáreas.
Según datos del Inegi el promedio anual de pérdida de manglares es de 10 mil hectáreas. (Fernando Meraz)

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) denunció –con base en datos del Instituto Nacional de Geografía (Inegi)— el promedio anual de pérdida de manglares es de diez mil hectáreas y cuestionó la validez de de permisos aprobados por la secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para construir hoteles los últimos doce años.

Al señalar que la habilitación del proyecto Costa Turquesa, en 273 hectáreas del predio "Chen-Zulub", en donde está la colonia precarista "Luis Donaldo Colosio", cuya propiedad reclama el empresario Francisco Rangel Castelazo, pasa por alto la legislación ambiental y viola tratados internacionales suscritos por México.

El empresario declaró recientemente que la inversión del proyecto representa más de 200 millones de dólares.

En un estudio sobre el tema, "Marco Jurídico de Humedales Costeros con Manglares", elaborado por investigadores del Cemda), se cuestiona la legalidad de los permisos extendidos por Semarnat a Rangel Castelazo, quien con la empresa "Desarrolladora de la Riviera Maya" inició en 2006 la tala y remoción de manglares, e hizo rellenar humedales.

En este predio, la cadena hotelera española "Sol Meliá" construye más de mil 400 habitaciones, pese a que la zona, por la existencia de humedales fue incluída en el inventario de bienes nacionales, al amparo de la Ley General de Bienes Nacionales y el artículo 27 Constitucional, estima el Cemda.

La ley define al "humedal costero" como "zonas terrestres que permiten la transición entre ecosistemas terrestres y marinos y es clasificado áreas de uso común, de jurisdicción exclusiva de la Federación, inalienables e imprescriptibles, y vetadas a operaciones traslativas de dominio, las que se realizaran en ellas serán fuera de derecho e ilegales".

El predio Costa Turquesa, en la cabecera municipal de Solidaridad, en inmediaciones del hotel Coco Bay, y el predio Punta Esmeralda, era hace quince años uno de los manglares más extensos de la entidad, cuyos humedales albergaban a miles de aves y reptiles, actualmente casi extinguidas.

Para el Cemda permisos extendidos por Semarnat en 2008, no son regulares y violan el artículo 60 de la Ley General de Vida Silvestre expedida en 2007.

Esta señala que "El manglar es especie protegida por la NOM-059-SEMARNAT-2001, cuya legislación que la clasifica como en peligro de extinción".

Investigadores del Cemda citan cifras del Inegi según las cuales en México la pérdida de manglares supera diez mil hectáreas anuales, no obstante la protección jurídica asignada a esta especie.

"Atentar contra manglares, genera daños inestimable a los arrecifes, la costa de Playa del Carmen está frente al segundo arrecife más grande e importante del mundo.

"Ante la importancia ambiental y económica de este, México suscribió el 5 de junio de 1997 la Declaración de Tulum, en la que con los gobiernos de Belice, Guatemala, Honduras, se compromete ante la comunidad de naciones a proteger el arrecife y todos los humedales costeros relacionados con este", indica el informe del Cemda.

La cadena "Sol Meliá" emprendió la gestión para sus hoteles, luego de que las autoridades echaran abajo sus proyectos en Xcacel y Xcacelito, principal centro mundial para la reproducción de la tortuga marina.

El estudio de los ambientalistas asegura que el empresario Francisco Rangel Castelazo, no tiene documentos formales para acreditar la posesión legal del predio citado, por lo que además de los delitos como relleno de humedales, tala de manglares y violaciones a la norma ambiental, incurre presuntamente en fraude por negociar terrenos nacionales.