Denuncian comuneros de Zumpango invasiones territoriales

El ex presidente del Comisariado de Bienes comunales de ese municipio exhortó al gobierno municipal a poner orden antes de que pretendan hacer un relleno sanitario intermunicipal.

Guerrero

Comuneros de Zumpango denunciaron la invasión de sus tierras por parte de pueblos vecinos; entre ellos Atliaca, Amojileca y Huiziltepec.

Raúl Rosales Basilio, ex presidente del Comisariado de Bienes comunales de Zumpango denunció que los dichos núcleos agrarios tenía originalmente 38 mil hectáreas de tierra, pero lamentó que poco se le ha invadido por pueblos de varios municipios vecinos.

Entre ellos mencionó los casos de Amojileca, perteneciente a Chilpancingo; Atliaca ubicada en Tixtla y Huiziltepec de Zumpango.

El problema de la invasión de sus tierras es complicado, sobre todo porque en las dependencias encargadas de preservar la armonía entre los comisariados de bienes comunales y ejidos no han procedido de manera adecuada, lo que genera mucha inconformidad.

Rosales Basilio comentó que la mayoría de los comuneros de Zumpango están conscientes de que ya es mucha la extensión de tierra que se les ha despojado, aunque todavía no se tiene una medición exacta de lo que han perdido.

Anticipó un problema de regular dimensión que es la propuesta de poner en operación un relleno sanitario intermunicipal, mismo que se pretende abrir en tierras de los Bienes Comunales.

Los municipios interesados en el tema todavía no dicen el punto exacto en que pretenden construir, pero Rosales asegura que será en propiedad de los comuneros.

Por esa razón hizo un llamado al gobierno municipal de Eduardo Neri, para que antes de trabajar en el desarrollo del relleno dialogue con los comuneros, pues no puede echar mano de ninguna porción de tierra sin hablar antes con la asamblea general y pedir la autorización.

"Nadie, ni el presidente de la República o el gobernador, menos un presidente municipal puede utilizar la tierra de los bienes comunales sin la autorización de su asamblea general, lo mejor es hablar con mucha transparencia sobre el tema", apuntó.

Recordó que ya entre 1990 y 1993 hubo la pretensión de instalar el relleno sanitario de Chilpancingo en el punto conocido como Tierras Prietas, en el lado sur de Zumpango.

La resistencia de los comuneros propició una confrontación con las administraciones municipales de Efrén Leyva Acevedo y Jorge León Robledo, ambas de la capital de Guerrero.

"Nosotros azuzamos a la gente para que no se dejara imponer el basurero, pues era muy claro que se trataba de un foco de infección que nos dañaría a todos", apuntó.

Anticipó que la concreción del relleno implicaría un despojo más para la reserva territorial de los Bienes Comunales de Zumpango, lo que ya generó alerta entre la población.