“Dejen de amenazar" al Cuau, exige diputado del PSD

El legislador Julio César Yáñez Moreno reiteró que tanto Capella como el mandatario estatal tratan de amedrentar el alcalde electo de Cuernavaca por no continuar con el Mando Único en la ciudad.

Cuernavaca

El diputado local por el Partido Social Demócrata (PSD), Julio César Yáñez Moreno, pidió al comisionado estatal de seguridad, Alberto Capella Ibarra que tanto él como el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, "dejen de amenazar a través de la clase política al próximo alcalde de Cuernavaca".

En entrevista, tras subir a tribuna durante la comparecencia del jefe de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Yáñez Moreno reiteró que tanto Capella como el mandatario estatal tratan de amedrentar el alcalde electo de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo debido a su decisión de no continuar con el Mando Único en la ciudad.

"Quiero decirle a los morelenses desde la máxima tribuna, como su representante y viendo las expresiones sociales, sumando el ejercicio de encuesta realizado por mis homólogos de Acción Nacional, voy a utilizar toda la fuerza que me ha otorgado el pueblo de Morelos, para pedir la destitución inmediata del Comisionado de Seguridad Pública de Morelos".

En entrevista, Yáñez resaltó que pese a "las amenazas de Capella de desarmar a Cuernavaca por resistirse a continuar con el Mando Único", Blanco ya ha tomado previsiones, y ya está en pláticas con Gobierno Federal para pedir auxilio y a partir del 1 de enero esté más segura la ciudad.

Según Yáñez, la molestia de Capella de que Cuernavaca y otros municipios no sigan en el MU es económica, porque el Comisionado perdería aproximadamente 150 millones de pesos si la capital del estado no firma el Mando Único, dijo.

"Su amenaza mafiosa es en contra de los ciudadanos de Cuernavaca, quiero recordarle que atacar las ideas de un ciudadano es atacar a todo el pueblo de Morelos y a toda la ciudad de Cuernavaca", expresó el diputado al tiempo se lamentar las acciones de seguridad al contar el recinto legislativo con más de 280 policías, "las expresiones de rechazo al Mando Único se escucharon por parte de ciudadanos, por ello, Cuernavaca no tendrá este modelo de seguridad fallido", finalizó.