Decomisan 7.2 toneladas de químico cancerígeno

Se trata de monómero de estireno que fue detectado por Gendarmería Nacional, almacenado de forma ilegal en una bodega de la central de abastos de Altamira.
Elementos de la Gendarmería realizaron el decomiso.
Elementos de la Gendarmería realizaron el decomiso. (Milenio Digital)

Altamira

Elementos de la Gendarmería Nacional decomisaron más de 7 toneladas de monómero de estireno que se encontraban almacenadas de manera ilegal en una bodega de la Central de Abasto de Altamira.

Informó la Policía Federal mediante el boletín número 616 que lo anterior fue resultado de recorridos de “seguridad, disuasión y prevención del delito”.

De acuerdo a lo indicado, las 7.2 toneladas del hidrocarburo que es inflamable y cancerígeno fueron detectadas en una bodega del mencionado centro de almacenaje ubicado sobre el libramiento poniente.

El gerente de la empresa de paquetería proporcionó documentos que carecían de sellos y firmas, los cuales fueron expedidos por una comercializadora de la delegación Iztapalapa en el Distrito Federal.

Por tal motivo fue solicitada la presencia del propietario del inmueble quien manifestó carecer también de documentos con sello fiscal y digital del Servicio de Administración Tributaria. 

Al no contar con las medidas de seguridad correspondientes para la posesión, manejo y traslado del producto químico ya que es altamente inflamable, y cancerígena, además de no contar con  la documentación correspondiente, fue asegurado y puesto a disposición del agente del Ministerio Público del Fuero Común. 

De igual forma el propietario del químico fue detenido y consignado ante la fiscalía en turno de la Procuraduría General de Justicia.