Decomisa Profepa un cocodrilo y una culebra en Puerto Parqués

La dependencia mantiene la vigilancia en playas de Guerrero a fin de evitar la explotación y tráfico ilegal de la vida animal silvestre y sus productos.

Acapulco

Dos ejemplares de la vida silvestre, un cocodrilo juvenil y una boa constrictor de 132 centímetros de longitud, fueron asegurados en las playas de Puerto Marqués, por personal de la delegación federal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

Lo anterior durante un recorrido realizado por el personal de la delegación federal, como parte de las acciones de control y vigilancia, cuando logró asegurar dos ejemplares de vida animal silvestre listados en la norma oficial, los cuales se exhibían en Puerto Marqués con fines comerciales.

Inspectores de la Profepa, encontraron a dos hombres que traían consigo un cocodrilo de río juvenil de la especie (Crocodylus acutus) de 66 centímetros de longitud y una boa constrictor de 1.32 centímetros de longitud, los cuales fueron asegurados de inmediato por la autoridad.

Ambos ejemplares eran exhibidos con la intención de cobrar dinero a turistas nacionales y extranjeros que desearan tomarse fotografías con los dos reptiles, por lo que el personal de PROFEPA de inmediato los aseguró.

Más tarde estos dos ejemplares de la vida silvestre fueron depositados en la Unidad de Manejo Ambiental Zooselva.

Se indica que el cocodrilo de río juvenil, se encuentra listado en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de "Sujeta a protección especial", mientras que la boa se ubica en la misma norma en el estatus de "Amenazada".

Es por ello que el personal de la delegación federal de la Profepa, mantiene una constante vigilancia en las playas de Acapulco, con el objetivo de garantizar que se cumplan las normas de protección y cuidado al medio ambiente.

De tal manera que con estas acciones se busca evitar la explotación y tráfico ilegal de la vida animal silvestre y sus productos.

La Playa de Puerto Marqués está considerada como "un foco rojo", por la posesión y exhibición de ejemplares de vida animal silvestre.