No se confrontarán más con sección 22 en Oaxaca: papás

Demandar al gobierno del estado un edificio alterno donde sus hijos puedan recibir clases. La CNTE anunció la toma de carreteras para exigir la devolución de 3 escuelas.
Padres de familia consideran que la solución definitiva al problema que existe con maestros disidentes, la tiene solo el gobierno de Oaxaca.
Padres de familia consideran que la solución definitiva al problema que existe con maestros disidentes, la tiene solo el gobierno de Oaxaca. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Los padres de familia de la escuela Primaria "Hermanos Flores Magón", advirtieron que ya no buscarán la confrontación con la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), y demandaron al gobierno de Oaxaca la entrega de un edificio alterno donde sus hijos puedan recibir sus clases.

Los docentes del magisterio disidente, anunciaron para el próximo sábado la toma de carreteras para exigir la devolución de las tres escuelas que tienen en su poder los tutores y profesores de la sección 59 en la colonia "Los Ángeles" del municipio de San Jacinto Amilpas.

Anunciaron que realizarían un cierre de la carretera federal Oaxaca-México en el tramo Viguera, donde habrán de concentrarse masivamente en espera de recibir respuesta a sus demandas por parte del gobierno estatal.

Sin embargo, los padres de familia, aceptaron que ya no buscarán la confrontación con la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), y demandaron al gobierno de Oaxaca la entrega de un edificio alterno, donde sus hijos pueden recibir sus clases.

La líder de los tutores Esther Guzmán, precisó que pese que ya nos les intimida los amenazas de la CNTE, tampoco los enfrentarán porque les resulta muy desgastante, anunciaron que en el momento que se los pidan devolverán los planteles que mantienen ocupados, a cambio de que haya un ofrecimiento del gobierno de ubicar una sede alterna donde sus hijos puedan recibir sus clases en paz.

¿Qué va pasar el sábado ante la amenaza de la sección 22 de bloquear carreteras para exigir la devolución de las escuelas que tienen bajo su control?

"Nosotros vamos a permanecer en nuestras casas y desde ahí vamos a esperar que sucede, porque la solución definitiva al problema que existe, la tiene solo el gobierno de Oaxaca.

Nosotros ya no vamos a enfrentar otra vez a la sección 22, porque resulta muy desgastante, y esperaremos que alguien del gobierno llegue a dialogar con nosotros, para dar salida pronta a este conflicto".

Entre sus exigencias a la autoridad estatal adelantó que van a pedir que reubique a sus hijos en una nueva escuela que sea del pueblo y donde ya no haya disputas entre secciones sindicales"

En tanto, la dirigencia estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), le exigió al gobernador Gabino Cué la renuncia del titular del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) Manuel Antonio Iturribarria Bolaños para frenar la confrontación abierta por la disputa y control de escuelas que existen entre las secciones 22 de la CNTE y la sección 59 del SNTE, que han dejado en las últimas semanas un saldo de varios heridos.

El dirigente estatal del partido del sol azteca, Rey Morales, afirmó que se hace necesario que haya un cambio de cabezas dentro del equipo del gobernador Cué, particularmente dentro del ramo educativa, para poder encauzar el conflicto educativo y detener los enfrentamientos entre secciones sindicales opuestas.

"Le exigimos al gobernador que despida al director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) Manuel Antonio Iturribarria Bolaños, que tiene confrontado a la sección 22 con la 59, pero peor aún, es que ha dividido a los padres de familia y ha puesto en medio de las batallas por la disputa de escuelas a los alumnos de un centenar de escuelas públicas".

Indicó que la falta de una eficiente política de negociación que permita la instalación de mesas diálogo efectivas que sumen a las partes a la suma de acuerdos ha propiciado una abierta lucha inter gremial que ya ha rebasado a las instituciones estatales y federal, y al propio estado de derecho y lo más grave es que se ha llegado a la barbarie de tal suerte que las agresiones entre ambos bandos se dirimen a balazos.